Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Inconsistencia en el control provocó suspensión en Ruta 202

Los motoristas son obligados a pagar supuestos faltantes

Las pocas unidades que no apoyaron la protesta no dieron abasto para trasladar a miles de pasajeros. Fotos EDH / Cristian Díaz

Las pocas unidades que no apoyaron la protesta no dieron abasto para trasladar a miles de pasajeros. Fotos EDH / Cristian Díaz

Las pocas unidades que no apoyaron la protesta no dieron abasto para trasladar a miles de pasajeros. Fotos EDH / Cristian Díaz

AHUACHAPÁN. Un promedio entre 12 mil y 15 mil personas que utilizan la Ruta 202, que hace su recorrido entre Ahuachapán y San Salvador, fueron afectadas ayer por la suspensión de labores que realizaron los motoristas de 106 unidades que están aglutinadas en la Asociación de Transportistas Ahuachapanecos (Asotra).

Apenas 16 buses independientes que realizan el mismo recorrido fueron los que laboraron; sin embargo, no dieron abasto para transportar a la cantidad de personas que utilizan este servicio.

Algunos usuarios optaron por no ir a trabajar, otros decidieron trasladarse hacia Santa Ana en la Ruta 210 y luego tomar un bus de la Ruta 201, que viaja hasta la capital.

Los motoristas, que no se identificaron por temor a represalias por parte de los empresarios, señalaron que la inconformidad se debe a que el sistema de control de las unidades registra más pasajeros de los que en realidad abordan los buses.

Por ello, a la hora de entregar el dinero de los pasajes a la empresa, presentan supuestos faltantes que son obligados a cancelar.

Hay motoristas que tienen déficit de hasta $70 por viaje que, aparentemente, son descontados en la fecha de pago.

Algunos inconformes señalaron que hay pagos donde apenas reciben $5 de salario.

La situación comenzaron a experimentarla desde el 1 de abril pasado, cuando la empresa colocó a un nuevo jefe de transporte, por lo que también exigieron su despido.

Otra de las demandas de los motoristas fueron que las vacaciones y salarios sean cancelados de forma puntual, modificar el horario de las horas cuando son escasos los pasajeros, que los aguinaldos sean entregados íntegros, es decir, que no les descuenten por supuestas deudas; y que no existan represalias por la acción tomada.

Tras cuatro horas y media de reunión entre los motoristas, delegados del Ministerio de Trabajo y empresarios acordaron que el jefe de transporte pasará a ser subjefe.

El cargo principal será asumido por el presidente de la asociación mientras encuentran a otra persona para desempeñar ese puesto. Con ello, los motoristas esperan que ya no les cobren los supuestos pasajes faltantes.

El resto de las peticiones también será cumplido por los empresarios.

La reunión inició a las 10:15 a. m., pero tres horas después no habían llegado a ningún acuerdo, por lo que continuó por la tarde, tras un receso de casi dos horas. El encuentro finalizó a las 4:00 p. m.

El presidente de Asotra, Ismael Zambrano, señaló que el acuerdo se alcanzó tras la buena voluntad que demostraron los empresarios y motoristas. El servicio se normalizará hoy.

Las pérdidas económicas por la medida ascendieron a entre $17 mil y $18 mil, principalmente porque se realizó en día lunes, que es cuando la cantidad de usuarios es mayor que el resto de semana.

Uno de los usuarios afectados, Pedro Jacobo, señaló que desde las 4:00 de la mañana estaba esperando transportarse hasta San Salvador. Tres horas después no lograba abordar una de las pocas unidades que estaban realizando el recorrido.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación