Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Incendios hacen más vulnerable el Chaparrastique

Daños aumentan vulnerabilidad para invierno

La quema del pasado lunes abarcó 80 hectáreas de terreno. Foto EDH/ Carlos Segovia

La quema del pasado lunes abarcó 80 hectáreas de terreno. Foto EDH/ Carlos Segovia

La quema del pasado lunes abarcó 80 hectáreas de terreno. Foto EDH/ Carlos Segovia

SAN MIGUEL. Durante el verano, la vulnerabilidad a deslizamientos en el volcán Chaparrastique es mínima, según Protección Civil, sin embargo, en enero se han registrado dos grandes incendios que como consecuencia aumentarán la probabilidad de deslizamientos en el invierno.

Los siniestros en diferentes zonas del coloso han consumido más de 100 manzanas de terreno y, con ello, barreras naturales que durante el invierno impiden que desde la parte alta bajen grandes flujos de lodo y tierra.

El último incendio reportado se registró esta semana en la zona sur del coloso. Se quemaron 80 hectáreas de terreno, según reportó el Cuerpo de Bomberos de Usulután.

El incendio se extendió por más de un día, pues aseguran que el fuego comenzó el 19 de enero, pero los bomberos, por la hora y la zona donde estaba el fuego, no lograron ingresar sino hasta el 20.

Las autoridades de Protección Civil explicaron que dieron aviso de lo ocurrido, pero hasta el momento no cuentan con un reporte específico sobre el territorio afectado con la quema.

"El lugar donde se generó el incendio es una zona escabrosa, por eso no logramos ingresar, pero sí sabemos que el fuego fue controlado", sostuvo Antonio Saravia, técnico de Protección Civil en San Miguel.

Indicó que el problema de las quemas les preocupa porque el Chaparrastique se vuelve más vulnerable por el daño en los suelos y la vegetación.

Mencionó que un primer incendio en el volcán, se reportó el 5 de enero, donde el territorio quemado fueron 20 hectáreas.

Explicaron que, a medida avanza la época seca, el riesgo a más incendios es mayor por la cantidad de vientos y demás elementos que pueden contribuir a provocar siniestros.

Entre esos están los cazadores que encienden fogatas para sacar a los animales de sus cuevas y luego no las apagan.

Saravia aseguró que mantienen contacto con los líderes comunales de la zona para que reporten cuando haya incendios.

"Tratamos de generarles conciencia a que no hagan prácticas agrícolas como quemas para la limpieza de los terrenos donde siembran, porque eso puede traer grandes consecuencias para ellos mismos, porque es aquí donde viven", sentenció Saravia.

Yamileth Portillo, una de las vecinas residentes en el volcán, dijo que "nos preocupa que haya incendios, porque sólo me acuerdo de los deslaves que se hacen cuando es invierno".

Explicó que recientemente observaron durante la noche el fuego al costado sur del coloso. Indicaron que es necesario que las autoridades estén pendientes y tomen medidas para evitar incendios.

En cuanto al aumento de la actividad del Chaparrastique, desde el 20 de enero, los vecinos aseguran que hay expulsión de gases.

Coinciden con las autoridades del Ministerio de Medio Ambiente (MARN), quienes confirman mayor sismicidad y emanación de gases.

Mercedes Martínez, residente de la Hacienda La Piedra, en el caserío La Piedrita, dijo que "ayer (martes), como a las 6:00 de la mañana, se vio que salió un poquito de ceniza, pero como no había viento, no llegó hasta la zona habitada". Explicó que la salida de gases se había incrementado, pero que eso, en vez de preocuparles, les deja tranquilos, por que les han explicado que el volcán así libera energía y hay menos probabilidad de nuevas erupciones.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación