Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Incendio destruye dos locales cerca de un mercado

Las pérdidas ascienden a 3 mil dólares

Algunas personas se acercaron a constatar los daños. Foto EDH/ Iris Lima

Algunas personas se acercaron a constatar los daños. Foto EDH/ Iris Lima

Algunas personas se acercaron a constatar los daños. Foto EDH/ Iris Lima

SANTA ANA. Impotencia y frustración. Dos sentimientos que ayer embargaban a igual número de vendedores informales que tenían sus negocios al costado nor poniente, en las afueras del mercado central de Santa Ana.

Se trata de madre e hija, quienes perdieron la inversión de su vida, luego de que un incendio consumiera los dos locales.

De acuerdo con los miembros del Cuerpo de Bomberos que atendieron la emergencia, recibieron una llamada a las 2:20 de la madrugada de ayer de parte de los custodios del Cuerpo de Agentes Municipales (CAM), quienes reportaron el incidente.

Fue así como llegaron al lugar y en menos de 20 minutos lograron sofocar las llamas, evitando así que se propagara a los negocios aledaños.

Después de una inspección, determinaron que la causa había sido un cortocircuito debido al mal estado de los cables de energía.

Doris Martínez, una de las afectadas, no podía creer lo que veía ayer por la mañana. Años de esfuerzo y trabajo se redujeron a cenizas. Sus ojos llenos de lágrimas resumían su pesar y la esperanza de recibir alguna ayuda por parte de la alcaldía municipal.

Lo más preocupante para ella es cómo enfrentará los pagos que tiene que realizar en los próximos días, ya que asegura que trabaja en base a créditos. "Ellos (los acreedores) no perdonan", acotó la mujer.

Su hija, Angélica María Vargas, tampoco podía ocultar su tristeza al recordar que lo poco que ganaba en este puesto le servía para sostener a sus dos hijas, una de siete años y otra de apenas siete meses.

Entre ambas, las pérdidas ascienden a unos tres mil dólares, dijeron.

Se intentó contactar al alcalde de Santa Ana, Mario Moreira, en reiteradas ocasiones, para que brindara su posición sobre lo ocurrido en el mercado; pero, en su despacho aseguraron que estaba en una reunión con personeros del Banco Interamericano de Desarrollo (BID).

Recurrente

El Cuerpo de Bomberos informó que el fuego fue controlado luego de que recuperaran un hidrante que había sido utilizado por vendedores para colocar mercadería.

Esta no es la primera vez que los comerciantes utilizan los hidrantes para asegurar sus puestos y sus productos.

Un reportaje realizado por este rotativo hace cinco años dejó en evidencia el mal estado de algunos hidrantes y el mal uso que se les da en la calle, sin que ninguna autoridad haga algo por evitarlo.

Ello, pese a que existe una regulación en el artículo 138 del Reglamento General de Tránsito y Seguridad Vial Terrestre, donde se prohíbe estacionar un vehículo a una distancia menor de diez metros de un hidrante. A la fecha, la situación no ha cambiado mucho.

Aunque la restricción existe, los automovilistas hacen caso omiso; y, en el peor de los casos, son los peatones o los mismos vendedores informales quienes hacen un uso inadecuado de los aparatos, sin tomar en cuenta que el tener despejadas estas zonas podrían salvarles la vida y proteger sus bienes.

En el caso de este percance la madrugada de ayer, si la emergencia hubiera sido durante el día, la cantidad de personas que por ahí circulan y las ventas en el sector habría dificultado la llegada de los bomberos al sector y el fuego se habría extendido.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación