Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Inauguran asilo en el municipio de Conchagua

La construcción se realizó sólo con donaciones

La obra fue construida con fondos donados por personas altruistas de todo el departamento.

La obra fue construida con fondos donados por personas altruistas de todo el departamento.

La obra fue construida con fondos donados por personas altruistas de todo el departamento.

LA UNIÓN. La parroquia San Carlos Borromeo de la ciudad de La Unión inauguró ayer el primer asilo en el departamento, ubicado en colonia Santa Mónica, jurisdicción de Conchagua.

El edificio que actualmente alberga 14 ancianos, ocho hombres y seis mujeres, tiene un costo de 125 mil dólares que fueron donados por personas altruistas.

Yaneth de Macay, presidenta del comité del asilo, dijo que este es un proyecto histórico porque es un esfuerzo de los unionenses y agradecen a los patrocinadores, benefactores, alcaldes y a la población que han colaborado con el proyecto que se desarrolla desde hace varios años.

La obra que ayer fue inaugurada aún no está finalizada, pues necesitan terminar algunos detalles, como pintura, terminar las áreas de los baños, equipar la clínica, cocina, comedor y arreglar el parqueo.

Macay hizo un llamado a la población altruista que quiera seguir colaborando con el asilo, pues mensualmente requieren de por lo menos 3,800 dólares de presupuesto para poder cancelar el pago de planilla, servicios básicos, medicamentos y alimentación para los 14 ancianos.

"Aún tenemos facturas pendientes de pago de proveedores y necesitamos de unos 18 mil dólares para terminar el resto de trabajos", agregó Macay.

Agustín Romero, párroco de la iglesia, dijo que el proyecto del asilo se gestó cuando la parroquia retomó un comedor público que tenía el gobierno del exmandatario Alfredo Cristiani en la zona, después vieron la necesidad en el 2007 de buscar un lugar para albergar a ancianos que llegaban a comer a la parroquia, pero que no tenían un lugar donde vivir.

"Algunos dormían en las calles, puertas de la policía o del hospital. Era necesario atenderlos las 24 horas y es así como se busca una casa arrendada y se comienza con tres ancianos", dijo el párroco.

Agregó que "lo fundamental de la obra fue donada por un unionense de nombre Roberto Villatoro, quien dio la propiedad. Es un predio grande y una casa de la que se logró recuperar las paredes. Estamos inaugurando la primera etapa porque falta la segunda", dijo el religioso.

En la segunda etapa están planeado construir una casa para las hermanas religiosas (las monjas) que cuidarán a los ancianos y una capilla.

El alcalde Jesús Medina dijo que es una obra social que beneficia a los adultos mayores del departamento y que necesita de mucho apoyo.

"Como alcaldía le hemos apoyado con la maquina retroexcavadora, la introducción del agua, entre otros", dijo el edil.

"Continuaremos apoyando en todo lo que se requiera de nosotros", reiteró complacido el alcalde.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación