Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Impulsan deporte contra la violencia

Los beneficiados son jóvenes de comunidades cañeras sonsonatecas

Los jóvenes de las comunidades cañeras son los favorecidos. Además de practicar deporte, también son formados en liderazgo y valores. Foto EDH / cortesía

Los jóvenes de las comunidades cañeras son los favorecidos. Además de practicar deporte, también son formados en liderazgo y valores. Foto EDH / cortesía

Los jóvenes de las comunidades cañeras son los favorecidos. Además de practicar deporte, también son formados en liderazgo y valores. Foto EDH / cortesía

SONSONATE. Un total de 15 equipos de fútbol, formados por 150 niños, 70 padres de familia, seis árbitros y un jefe de sede de la comunidad de Tonalá, en Sonsonate, son parte de la liga deportiva 2014 que impulsa la Compañía Azucarera Salvadoreña (Cassa).

Esta forma parte del componente "Espacios de Convivencia", de su programa de responsabilidad social empresarial "Aliados de la Comunidad".

El objetivo de estas actividades deportivas es fortalecer la integración comunitaria, a través de la creación de espacios físicos de convivencia pacífica y un ambiente de armonía entre los habitantes de las comunidades cañeras.

Además, buscan brindar espacios para actividades lúdicas y deportivas que propicien el buen uso del tiempo libre y la formación en valores de los jóvenes de dichos lugares.

Las edades de los niños que participan en este programa deportivo oscilan entre los 9 y los 14 años.

Durante el desarrollo de la liga deportiva, ellos también serán beneficiados con diferentes talleres de valores y encuentros futbolísticos con equipos de otras comunidades.

La Compañía Azucarera y la Central Izalco proveen, además de los uniformes, un acompañamiento y preparación técnica para que los niños puedan desarrollar sus habilidades deportivas.

Ayuda integral

En el marco de este componente, también se ha formado un grupo que incluye a 30 jóvenes líderes, con quienes se trabajará bajo dos áreas.

Una es la resolución de conflictos para una vida sana; y la otra, es liderazgo juvenil y sostenibilidad social.

La primera tiene como objetivo desarrollar las habilidades sociales, valores y resolución de conflictos.

Mientras que la segunda está enfocada en el desarrollo de capacidades de liderazgo, organización comunitaria y sostenibilidad.

Este proyecto deportivo es implementado en alianza con Fusal - Proyecto País, con la idea de contribuir a la prevención de la violencia en las comunidades cañeras, a través del deporte, generando valores, liderazgo y una cultura de paz en la juventud en riesgo.

El programa "Aliados de la Comunidad" tiene como objetivo fomentar el desarrollo de las comunidades y cooperativas cañeras para que sean sostenibles y que, de esta forma, las familias se conviertan en protagonistas de su propio desarrollo.

La meta es instituir un modelo de responsabilidad social integral, mejorando factores de infraestructura, salud integral, educación y productividad, construcción de espacios de convivencia pacífica y desarrollo comunitario, basados en la organización y participación comunitaria.

En la zona occidental, la población beneficiada es de las comunidades donde están localizadas cinco cooperativas del sector reformado, productoras y proveedoras de caña. Estas son Tonalá, en Sonsonate; San Isidro y El Sunza, en Izalco; Los Lagartos, en San Julián; y San Raymundo, en Ahuachapán. En la zona oriental, son 16 comunidades de San Vicente, Usulután y San Miguel las favorecidas.

Otro programa social que impulsa Cassa es ¡Supérate!, que fue creado en 2004 en El Salvador por la Fundación Sagrera Palomo e Hilasal.

Este busca ser un programa de excelencia académica que contribuya a elevar el nivel educativo de la juventud de escasos recursos económicos, con el fin de brindarles nuevas y mejores oportunidades de vida a través de la capacitación de alta calidad en inglés, informática y habilidades para la vida, indican voceros de Cassa.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación