Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Ahuachapán

Impulsan cultivo de cacao en Izalco y Atiquizaya

Los beneficiados con la entrega de plantas de cacao son propietarios de cafetales que fueron afectados por la roya.

Cacao

En Costa Rica la producción de cacao se concentra en las provincias de Limón, Alajuela (centro) y Puntarenas (Pacífico), donde hay aproximadamente 4,500 hectáreas sembradas       ... | Foto por Archivo

AHUACHAPÁN. Las Diócesis de Santa Ana y Sonsonate, a través de Cáritas El Salvador, entregaron plantas de cacao en Atiquizaya e Izalco, respectivamente. El objetivo de este donativo es impulsar el cultivo de este árbol a través del proyecto “Del café al chocolate”. Las alcaldías también colaboran en la ejecución de este proyecto. 
En Atiquizaya son beneficiadas dieciséis familias que residen en los cantones Zunca, El Zapote, La Esperanza, Salitrero y Joya El Zapote.
Cada grupo recibió 400 árboles que serán sembrados en  45 manzanas.
Hasta antes de la entrega, la plantas estuvieron en un vivero de 300 metros cuadrados que fue construido por los mismos beneficiados en el ex turicentro El Garucho. Ellos también se han encargado de darle mantenimiento. El proyecto inició en junio de 2014 y se prevé concluya  en septiembre de 2017.
La Unidad Municipal de Desarrollo Empresarial de Atiquizaya consignó que es la primera ocasión que se cultiva cacao en el municipio.
Esto como medida alternativa para que los caficultores obtengan ingresos económicos ante las pérdidas que han enfrentado por la roya y, además, para la diversificación de sus terrenos. Para ello, también han recibido capacitaciones sobre el establecimiento de sistemas agroforestales y de viveros de esta planta, preparación de semilla para la siembra y la elaboración de biofertilizantes orgánicos. 
La concejal María Magdalena Majico señaló que el proyecto no pretende sustituir el cultivo del café; pero sí permitir que el fruto del árbol de cacao pueda generar ingresos económicos a través de su comercialización al ser transformado en chocolate u otros derivados. 
Manuel de Jesús Morán, de Cáritas, señaló que lo que buscan en los próximos diez años es diversificar la producción de las fincas para que las comunidades tengan trabajo, alimentación y recuperar su medio de vida ya que las fincas son un amortiguador económico.
En el caso de Izalco, donde sí hay registros de este cultivo, la Diócesis de Sonsonate entregó 10,060 plantas para beneficiar a productores que residen en las comunidades Talcomunca, San Isidro, La Cruz y Las Lajas. Son 437 plantas de cacao que serán cultivadas por manzana.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación