Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Impiden depositar basura en relleno sanitario santaneco

Comenzó a funcionar este mes. Las personas afirman que se contamina el agua

Las personas colocaron piedras y pancartas para evitar el paso de vehículos al relleno sanitario. foto edh / cristian diaz

Las personas colocaron piedras y pancartas para evitar el paso de vehículos al relleno sanitario. foto edh / cristian diaz

Las personas colocaron piedras y pancartas para evitar el paso de vehículos al relleno sanitario. foto edh / cristian diaz

SANTA ANA. Personas que residen en las comunidades aledañas al relleno sanitario de Santa Ana, ubicado en el cantón El Zompopo, impidieron ayer por más de ocho horas el ingreso de los camiones con basura, como medida de rechazo a este proyecto.

Argumentaron que la basura que se comenzó a depositar en el sitio, desde el dos de enero, contaminará los mantos acuíferos de la zona.

Además, las personas se quejaron por los malos olores que emanan los desechos sólidos cuando son trasladados en los camiones hacia el relleno sanitario.

La protesta inició a las 8:00 de la mañana y terminó a las 4:30 de la tarde, cuando miembros de la Policía intervinieron para desalojar a las personas de la entrada principal del relleno.

Una hora antes, la alcaldía habilitó una calle alterna para el ingreso de algunos camiones que aún esperaban el ingreso al relleno.

La protesta fue acompañada por cerca de 50 habitantes de unas 20 comunidades que son afectadas por el relleno, dijeron representantes de las mismas.

Los inconformes buscan que las autoridades dejen de utilizar el lugar para el depósito de basura.

De no hacerlo, no descartan seguir realizando otras acciones de hecho.

Expresaron que desde diciembre tenían presencia en la entrada del relleno; pero fue hasta ayer que impidieron el paso de la basura.

Una de las personas que se opone al relleno, Zulma Santamaría, manifestó que en los primeros días de funcionamiento de este, han experimentado una plaga de moscas. Algo que no existía en el sitio cercano al relleno.

"Es un mal olor terrible el que se siente y un mosquero que anda en el ambiente", expresó.

Uno de los miembros de la Coordinadora Nacional del Medio Ambiente, Weder Meléndez, reiteró que no permitirán que se use el relleno.

Dicha organización, junto a otras personas que también ayer protestaron, evitó la construcción de un relleno sanitario en la comunidad Santa Gertrudis, en el cantón Cutumay Camones, durante la administración del ex alcalde Orlando Mena.

"Nosotros no queremos basura en este lugar. Estamos aguantando hambre por amor a que no tiren basura", dijo ayer otra habitante de El Zompopo, María Chacón.

El gerente general de la alcaldía de Santa Ana, Francisco Castillo, negó los argumentos de los pobladores del cantón aduciendo que tardaron más de un año en conseguir el permiso de funcionamiento porque debieron de garantizar que el relleno no contaminará la zona.

Agregó que son personas de otros lugares los que están protestando por el proyecto.

"Se está jugando con su necesidad y se está manipulando la situación", expresó Castillo.

Agregó que actualmente están depositando la basura las alcaldías de Chalchuapa, San Sebastián Salitrillo, Texistepeque, Metapán, Coatepeque, El Congo y Santa Ana.

Son cerca de 225 toneladas diarias las depositadas; pero ayer, la cifra se redujo drásticamente porque cada camión apenas logró hacer un viaje cuando hasta el domingo eran de entre tres y cuatro.

De la alcaldía santaneca son ocho camiones los que recolectan los desechos y que ayer trabajaron de forma irregular.

La construcción de este nuevo lugar tuvo una inversión de 1.7 millones de dólares, que fueron financiados por el gobierno central. Su administración es por la Asociación Ecológica de Municipios de Santa Ana (Asemusa), conformada por San Sebastián Salitrillo, Chalchuapa, El Congo, Metapán y Santa Ana.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación