Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Hurto de tapaderas en la vía exprés más moderna pone en riesgo a conductores

El peligro aumenta porque tampoco tiene iluminación

Sobre la rampa que conecta con el bulevar de Los Próceres existen dos drenajes sin tapadera. Fotos EDH / Lissette Monterrosa

Sobre la rampa que conecta con el bulevar de Los Próceres existen dos drenajes sin tapadera. Fotos EDH / Lissette Monterrosa

Sobre la rampa que conecta con el bulevar de Los Próceres existen dos drenajes sin tapadera. Fotos EDH / Lissette Monterrosa

El bulevar Monseñor Romero (ex-Diego de Holguín) se ha convertido en una vía peligrosa, ya que los constantes hurtos de tapaderas de los tragantes pueden causar accidentes viales para los 50 mil vehículos que transitan a diario.

El riesgo para los conductores de sufrir un accidente de tránsito aumenta debido a que la denominada vía más moderna del país tampoco tiene iluminación.

En un recorrido por la vía exprés se contabilizó al menos nueve drenajes sin cobertura.

Yendo al poniente, antes de llegar a la residencial Veranda, está el primero. Los otros "agujeros" están al oriente entre los tramos I y II.

En su mayoría las herramientas faltantes están en el tramo I.

"La gente ya no halla que hacer, se están hurtando las tapaderas y no piensan en los accidentes que pueden causar", dijo Jacobo Suárez, un automovilista que transita por esa vía.

Habitantes de las colonias aledañas consideran que la falta del alumbrado es propicia para cometer el ilícito.

Otra de las zonas que se ha vuelto riesgosa es la rampa que conecta con el bulevar Los Próceres. Ahí existen dos drenajes afectados.

"La situación sí afecta al automovilista que transita por la vía y puede ocasionar un accidente de tránsito. De repente encontrarse con una cloaca que no tenga su tapadera correspondiente generaría inconvenientes", indicó la directora de Tránsito del Viceministerio de Transporte, Olivia Artiga.

Añadió que a la fecha no tienen reportes de hurto y que cuando la información llega a su oficina, inmediatamente le notifica a la Administración Nacional de Acueductos y Alcantarillados (Anda) para que las coloque de nuevo.

La velocidad máxima es de 80 kilómetros por hora, pero los automovilistas deben reducir la velocidad para transitar por la zona, generando tráfico en horas pico.

Artiga detalló que le "genera extrañeza que en el nuevo bulevar ya tengamos el inconveniente del hurto de las tapaderas. Estos hechos se reportan más en zonas urbanas que en carreteras".

También, en el tramo I hacia el oriente, antes de llegar a la residencia Veranda, hay una de las juntas dañadas, y para evitar accidentes de tránsito algunas personas han puesto ramas de árboles para alertar a los usuarios.

"Es una tarea urgente arreglar los inconvenientes que se vayan presentando y la prioridad es evitar de cualquier manera un accidente o que se convierta en un bulevar de riesgo", recalcó Suárez.

El bulevar es parte de los 37.7 kilómetros del corredor longitudinal, el cual comprende Los Chorros, desde la zona del Poliedro; Los Próceres, el bulevar Arturo Castellanos, del Ejército y el San Bartolo; este corredor no tendrá semáforos.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación