Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Hurtan equipo informático en escuela

Hampones quebraron el techo para poder ingresar. Se llevaron algunos monitores, equipos de sonido, entre otros objetos.

Lo hurtado supera los mil dólares, dijeron autoridades del centro escolar José Mariano Méndez. Foto EDH / Mauricio Guevara

Lo hurtado supera los mil dólares, dijeron autoridades del centro escolar José Mariano Méndez. Foto EDH / Mauricio Guevara

Lo hurtado supera los mil dólares, dijeron autoridades del centro escolar José Mariano Méndez. Foto EDH / Mauricio Guevara

SANTA ANA. Las autoridades educativas del centro escolar José Mariano Méndez en esta ciudad, registraron ayer el hurto de varios monitores de computadora, equipos de sonido y aparatos de conexión a Internet.

Fue la docente del aula de apoyo, Rosa Herrera, la que se percató de lo ocurrido, antes de que abrieran la escuela a los alumnos.

La maestra explicó que al llegar observó que faltaban dos vidrios de la ventana.

"Debieron intentar abrir por aquí pero como hay refuerzo de las ventanas por dentro no pudieron, entonces se subieron por el techo", consideró la docente.

Este último lugar habría sido el sitio por donde ingresaron los delincuentes, pues el cielo falso estaba quebrado y se podía ver una especie de escalera elaborada con las sillas y archiveros.

Luego de saquear el aula de apoyo, los ladrones se habrían trasladado al área de biblioteca. En ambos lugares había señales de que hurgaron en busca de algo.

La directora de la institución, Sandra Castro, consideró que lo que pudieron haber buscado eran los alimentos, los cuáles están en otro salón.

A pesar del hurto, las clases no fueron suspendidas. Sin embargo, por la falta de computadoras, los exámenes de al menos tres secciones no se imprimieron y tuvieron que ser reprogramados.

El monto preliminar de lo robado asciende a poco más de mil dólares, según la directora.

El mayor problema que visualizan a corto plazo es que el aula de apoyo no cuenta con las condiciones adecuadas para ser utilizada.

"Lo peor es el daño que le han ocasionado al aula porque no puedo atender a los niños en estas condiciones. Arruinaron la chapa y las cosas de valor las vamos a tener que sacar", manifestó Herrera.

Al parecer este robo ya se venía fraguando desde hace varios días, dijeron las autoridades del centro escolar.

Dicha hipótesis toma fuerza cuando explican que hace poco más de una semana fueron quebrados los focos de las lámparas en las afueras de la institución.

A eso se suma que la lámpara que se encuentra ubicada dentro de la escuela es intermitente y en ocasiones se mantiene apagada.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación