Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Hostigan a salvadoreños en exbolsón

Piden a Gobierno de El Salvador que intervenga para que cesen estas acciones de parte de autoridades hondureñas

Familias temen por sus terrenos en ex bolsones

En 1992 se determinó que 55 kilometros cuadrados que antes fueron de El Salvador pasaran a territorio hondureño por desición de la corte internacional de justicia poniendo fin...

ORIENTE. El 26 de agosto pasado, los ciudadanos salvadoreños Plutarco Zavala,  Modesto Alberto Santos y Evangelista Amaya, residentes en  caserío Cerros de Peñas, del cantón Lajitas, municipio de Nueva Esparta, en El Salvador, fueron detenidos por al menos 300 militares y policías de Honduras.

La razón, explican,  fue que se encontraban cercando con alambre una propiedad de Zavala, que tras el falló de la Corte Internacional de La Haya en 1992, determinó que 100 manzanas de su terreno quedaban del lado hondureño.

El referido fallo de la Haya, puso hace 23 años, fin al problema fronterizo y disputa por territorio que mantuvieron Honduras y El Salvador por años.

Aunque no frenó los hostigamientos que según los salvadoreños que habitan la zona fronteriza, hacen las autoridades hondureñas contra un promedio de 100 familias que habitan lo que fue el ex bolsón de Dolores Monteca. 

También le podría interesar: En ex bolsón no renuncian a la tala de árboles

La referida zona quedó dividida entre ambas naciones, y con ello, las comunidades San Juan y Las Mesetas quedaron del lado hondureño, en la jurisdicción del municipio de Opatoro, departamento de La Paz.  

Eso permitió que los terrenos de 35 familias salvadoreñas que habitan Cerros de Peñas, quedaran en Honduras.

Zavala es  miembro de una de esas 35 familias salvadoreñas cuyos terrenos han quedado en el vecino país y que son parte de los 55 kilómetros cuadrados que antes fueron de El Salvador y que pasaron a territorio hondureño, por decisión de la Corte Internacional de Justicia. 

Los compatriotas tienen documentos que avalan la propiedad de esas tierras.

Amparándose en ese fallo, las autoridades de Honduras han decidido que Zavala tiene vetado el ingreso a su terreno, por lo que no puede hacerlo producir , pastar su ganado en este o simplemente visitarlo.

Igual es la suerte del resto de sus compatriotas que tienen tierras del otro lado de la frontera salvadoreña, indican.
Decisión de alcaldesa.

La orden para que se cumpla la expropiación, la brindaron las autoridades edilicias de Opatoro, en el departamento de La Paz, Honduras.

De hecho,  el 26 de agosto enviaron a la tropa hondureña para apresar a los tres salvadoreños y mandar un mensaje al resto de sus compatriotas si decidían ingresar a lo que según la alcaldesa de Opatoro, Donia Martínez, pasarán a ser tierras ejidales.

Eso, pese a que la Corte Internacional logró en 1992, el compromiso de ambos países, que incluso  firmaron un documento denominado “La Convención sobre Derechos y Nacionalidad”,  el respeto a la tenencia, la propiedad y los derechos humanos de las personas que quedaron en las respectivas comunidades después del fallo.

Pero los ciudadanos salvadoreños aseguran que Honduras no esta respetando la propiedad de los residentes en caserío Cerros de Peñas , ya que les quieren expropiar sus  bienes, mismos que quedaron en Las Mesetas.

Rosa Silvia Yáñez, docente y presidenta de la Asociación de Desarrollo Comunal Fronteriza, dijo que la alcaldesa de Opatoro  es nieta del terrateniente, ya fallecido, Antonio Martínez, a quien señala como un causante de la guerra de 1969 entre ambas naciones centroamericanas.

Según Yánez, la edil hondureña ha creado un patronato en Las Mesetas y “estamos de acuerdo que los alcaldes trabajen por el desarrollo de las comunidades fronterizas, pero no de la forma que lo están haciendo, en que nos quieren quitar nuestras propiedades a la fuerza”.

Afirma que las autoridades hondureños han inducido a  residentes de Las Mesetas, que son salvadoreños, a que se apropien de alguna parte de los terrenos de sus compatriotas, prácticamente una forma de utilizarlos para hacer las expropiaciones y que de alguna manera se enfrenten salvadoreños contra salvadoreños por  la tierra. Los compatriotas temen haya peleas entre hermanos.

Piden ayuda

Don Plutarco Zavala fue una de las  víctimas. Asegura que “tengo el título de propiedad desde  1985 y nos lo quieren quitar, no podemos llegar a trabajar las tierras  porque nos quitan todo y nos llevan presos”.

Por ello, pide la inmediata intervención del gobierno salvadoreño para que hagan que Honduras respete  la Convención donde a los pobladores les garantizaban el derecho de sus propiedades, independientemente de la jurisdicción en que estos quedaban después del fallo.

Rosa Silvia Yáñez,  asegura que de las 100 familias que residen en caserío Cerros de Peñas,  35 tienen sus terrenos en Las Mesetas de Honduras y todos poseen escrituras de propiedad.

Agrega que la comunidad Cerros de Peñas está aislada de la presencia de las autoridades salvadoreñas.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación