Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Hermanos lejanos ayudan a escuelas y clínicas en oriente

b Los fondos para las donaciones las obtienen a través de actividades variadas en Estados Unidos

Emely Vásquez es la reina de la Fundación Ciudades Hermanas. foto edh / lucinda quintanilla

Emely Vásquez es la reina de la Fundación Ciudades Hermanas. foto edh / lucinda quintanilla

Emely Vásquez es la reina de la Fundación Ciudades Hermanas. foto edh / lucinda quintanilla

LA UNIÓN. Ayudar a escuelas, unidades de salud, equipos de fútbol y personas particulares que acrediten su necesidad es el principal objetivo de la Fundación Ciudades Hermanas en Maryland, Estados Unidos.

La fundación realiza diversas actividades durante todo el año para recaudar fondos y donar medicamentos, computadores, útiles, víveres, sillas de ruedas e implementos deportivos a equipos de fútbol en diversos puntos de la zona oriental.

Emely Vásquez, reina de la fundación, explicó que "el año pasado se recaudaron más de 19 mil dólares, dinero que fue destinado a varias solicitudes de escuelas en San Miguel e Intipucá (La Unión)".

Aseguró que parte del donativo fue un lote de medicamentos, valorado en varios cientos de dólares, que fue entregado a la unidad de Salud de Intipucá.

Mientras que en el área educativa ayudaron a cinco escuelas con la entrega de varios donativos de más de 40 computadoras en San Miguel e Intipucá.

"Somos una fundación sin fines de lucro que año con año eligen a candidatas que tratan de recaudar fondos, haciendo fiestas, tardes alegres y otros", explicó Vásquez.

Agregó que todo el dinero que las señoritas obtienen de las actividades es destinado a entregas benéficas.

"Siempre venimos en noviembre a participar en el carnaval, y es justo cuando entregamos los donativos a escuelas que no son ayudadas por el Gobierno", indicó Vásquez.

En la fundación indicaron que las solicitudes son muchas y que durante el año las reciben, seleccionan las que consideran prioritarias y las atienden.

"El año pasado el 45 por ciento de las donaciones fue destinado a ayudar a escuelas de San Miguel, el resto se decidió traerlo hasta Intipucá, de donde es originaria la reina", dijo la joven.

La fundación tiene siete de años de haber sido fundada y desde su origen ha apoyado a cientos de personas.

Los miembros de la fundación trabajan en los estados de Virginia, Washington y Maryland en Estados Unidos. Indicaron que la idea es llevar alivio y una respuesta a los necesitados.

La fundación participa en las fiestas de Intipucá en febrero, asi como en el carnaval migueleño en noviembre en diferentes actividades.

Confían en apoyar otros proyectos de la zona.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación