Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Hay ventajas al formar bachilleres agrícolas

En pocos años se puede dar los conocimientos necesarios para producir alimentos, proteger el medio ambiente, favorecer el eco turismo y estimular la conciencia ecológica.

agricola

Hay muchos jóvenes que se interesan por temas agrícolas en el país. | Foto por elsalv

Tres grandes problemas enfrenta la humanidad: la necesidad de alimentos, la degradación ecológica y la formación de capital humano. Para los tres, motivar a los jóvenes a estudiar el bachillerato agrícola, es una solución.


Es la experiencia del instituto agrícola San Andrés, fundado hace 30 años y con una historia resumida en la consolidación del centro de estudios, la gestión de becas internacionales para buena parte de sus alumnos y la creación del vivero San Andrés, para producir, investigar y divulgar las bondades de las diferentes especies de plantas y árboles.  

Las experiencias obtenidas permiten establecer que al formar a un joven en técnicas agropecuarias, los conocimientos serán parte de su vida y podrá aplicarlos y enseñarlos a otros, lo que permitiría en poco tiempo, que la agricultura recupere su rentabilidad.


La Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), define la agricultura como “una ciencia un arte y una forma de vida valorizante.”


La marcha
En el trópico, las prácticas agrícolas son fuente de alimentos, de insumos para la agroindustria, maderas y esencia en la recuperación  ecológica, evitando la erosión, equilibrando el clima, produciendo oxígeno, absorbiendo dióxido de carbono, favoreciendo la infiltración del agua al subsuelo para enriquecer la capa freática y facilitar el desarrollo de cultivares forestales, frutales y ornamentales. 


A mayor cantidad de jóvenes formados en un ambiente en el que vivan, conozcan y hagan suyos los fundamentos de la agricultura creativa, mejores serán los problemas para obtener alimentos y proteger el medio ambiente.


En la fruticultura, los estudiantes de bachillerato agrícola conocen el proceso desde recolectar la semilla germinarla, manejar vivero, procesos de injertación y manejo de cultivares desde la siembra, cosecha, manejo posterior y su comercialización, en forma fresca o procesada.


En el manejo de granjas de pollos, conejos, gallinas, cerdos, aprenden principios básicos como que en un metro cuadrado puede desarrollar  12 pollos en  6 semanas y cada uno pesa más de tres libras; que las pollitas después de  24 semanas ponen un huevo diario durante un año y si se alimentan bien, pueden hacerlo por más tiempo. 


En el área de los forestales aprenden a manejar diversas especies desde semilleros hasta cultivares, ya sean para madera, pulpa para hacer papel, producción de leña o áreas recreativas.


Al concluir su bachillerato, los estudiantes podrán optar por cualquier carrera, pero siempre tendrán conocimientos que se pueden aplicar en cualquier área de la formación académica y de la vida en general.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación