Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

No hay fondos para pagar obras en Oratorio de Ahuachapán

Iglesia ha tenido que prestar dinero para continuar los trabajos

Las obras que están cerca de concluir se han ejecutado gracias a un préstamo que se debe pagar este año. Foto EDH /Cristian Díaz

Las obras que están cerca de concluir se han ejecutado gracias a un préstamo que se debe pagar este año. Foto EDH /Cristian Díaz

Las obras que están cerca de concluir se han ejecutado gracias a un préstamo que se debe pagar este año. Foto EDH /Cristian Díaz

A la iglesia católica le faltan $164,955.89 mil para cubrir los gastos que implica la construcción del Oratorio, contiguo a la iglesia Nuestra Señora de La Asunción, en Ahuachapán, debido a la poca ayuda económica que ha tenido de los feligreses para esta obra que sustituye a una infraestructura que era de madera, con láminas de asbesto dañadas y que fue construida hace 31 años.

El párroco de la iglesia, padre Carlos Álvarez, explicó que la inversión asciende a $190 mil;, pero que de las contribuciones recibidas tras las misas y ayudas de otras personas, han logrado reunir, al 31 de diciembre, $25,044.11. Lo gastado desde que comenzó la edificación es de $106,159.59.

La diferencia entre la recaudado y gastado la han obtenido a través de un préstamo que el religioso espera saldar en un año.

Pero la deuda podría ir en aumento si los feligreses no ayudan económicamente, aunque la obra esté finalizada. Tiene un avance del 90 %.

Los trabajos comenzaron en agosto pasado y tenían previsto finalizar el 22 de diciembre.

La entrega a tiempo de algunos materiales, como eléctrico, y otros que tuvieron que importarlos desde Guatemala, ha retrasado su finalización.

La nueva fecha ahora es previa a las fiestas patronales de la cabecera departamental, que inician a mediados del próximo mes, en honor al Dulce Nombre de Jesús.

Aún falta la colocación de ventanas, luminarias, puertas, instalación de una cisterna y pintar algunas zonas.

El religioso expresó que cuentan con los permisos de la Secretaría de Cultura de la Presidencia, por lo que deben de respetar sus lineamientos.

Entre ellos está que todo debe ser lineal, sin curvas, para que haga juego con la iglesia, que forma parte del Centro Histórico.

Precisamente, el nuevo edificio está siendo construido a 3.35 metros abajo del nivel del atrio de la iglesia, para no obstaculizar la vista del templo principal. Antes estaban al mismo nivel.

El Oratorio servirá para las misas de los niños que se desarrollan los domingos a las 9:00 de la mañana y tendrá capacidad para albergar, sentadas, a 250 personas.

El antiguo edificio fue construido en 1984.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación