Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

No hay capturas por muertes de tres niños arrollados en una carrera

Los administradores de la pista comenzaron a realizar trabajos para incrementar seguridad

La mayor de las menores no estaba estudiando. Los administradores de la pista están a la espera de la decisión de las autoridades para determinar si continúan con el campeonato.fotos edh / cristian díaz

La mayor de las menores no estaba estudiando. Los administradores de la pista están a la espera de la decisión de las autoridades para determinar si continúan con...

La mayor de las menores no estaba estudiando. Los administradores de la pista están a la espera de la decisión de las autoridades para determinar si continúan con el campeonato.fotos edh / cristian díaz

SANTA ANA. Ninguna persona está detenida por la muerte de los niños Karina Noemí, de 12 años; su hermana Natalia del Carmen, de 4; y su primo Noé, de 13.

Ellos fueron arrollados por un auto en una competencia de carreras que se realizaba el domingo anterior en la pista El Singüil, cantón San Cristóbal, El Porvenir.

Las dos pequeñas residían a 100 metros de la pista. Según sus parientes, no acostumbraban llegar hasta el sitio donde corren los vehículos.

Veían las competencias desde un árbol que está a más de treinta metros de la pista.

Pero el domingo, alegres con la visita de su primo Noé , de 13, quien los visitaba desde Metapán, decidieron cruzar el cerco que separa el camino que desde su humilde vivienda de adobe lleva a la pista.

La diversión que tenían entre el cemento y la espesa hierba del lugar terminó en tragedia a las 5:00 de la tarde, cuando en la pista se desarrollaba la última carrera del día.

Los tres menores fueron arrollados por uno de los dos vehículos que competían y que perdió el control. Un camarógrafo que estaba en el sitio resultó lesionado.

Una sandalia de la niña mayor aún se encontraba este martes entre los matorrales.

Las marcas de frenado en el cemento evidenciaban el intento de los dos vehículos por detenerse, además de vidrios rotos cerca de los arbustos.

El abuelo de las pequeñas, José Torres, relató que cuando regresaba de la iglesia observó una gran cantidad de personas que estaban en el lugar donde las menores fueron embestidas y otras corrían por otro camino vecinal.

Pensó que algún accidente había ocurrido, sin imaginar que sus tres familiares habían sido arrollados.

En la humilde casa donde velaron a las dos menores reinaba el silencio y solo el abuelo se animaba a hablar de lo sucedido. El cadáver del tercer menor fue llevado a Metapán.

El anciano lamentó que no les habían entregado, hasta ayer por la mañana, ningún tipo de ayuda pese a que les fue ofrecida.

La alcaldía de El Porvenir donó los ataúdes para los tres menores.

Las niñas fueron sepultadas ayer por la tarde en el cementerio de ese municipio.

Los administradores

La Fiscalía informó que trabajan para individualizar responsabilidades del hecho y descartó detenciones.

Los organizadores del evento del domingo, quienes alquilaron la pista, expresaron en un comunicado que están a la disposición de las autoridades para aclarar cualquier situación o para responder por la responsabilidad de tipo civil o penal si así lo consideran los dolientes o la FGR.

Agregaron que han asignado una ayuda económica para colaborar con los gastos en que incurra la familia afectada, sin olvidar que deben velar por la salud del camarógrafo de la organización quien resultó lesionado en el hecho.

El administrador del campeonato de 1/4 de milla 2014 que se realiza en la pista Singüil, Seth Ochoa, expresó que los niños estaban en una área que no está destinada para el público.

En varias ocasiones les habían llamado la atención para que se retiraran del sitio por el peligro, índica; pero habían hecho caso omiso manteniéndose en la zona por cerca de 45 minutos.

Por ello, habían detenido en varias ocasiones las carreras.

La última fue avalada luego que, aparentemente, los menores ya se habían retirado, relató Ochoa.

Pero cuando el vehículo que perdió el control buscó el sitio para detenerse, como regularmente sucede, los niños aún estaban entre la maleza.

El administrador aseguró que por seguridad colocarán alambre de púas para que los asistentes no pasen al área de meta, colocarán rótulos que adviertan la prohibición de permanencia en la zona, harán más alta la malla ciclón del área de los espectadores y realizarán obras de terracería para que quede visible la pista.

Estos trabajos se harían, incluso, en una área que la administración de la pista de competencias había dado a los residentes del lugar para que cultivaran maíz.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación