Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Hacinamiento provoca retorno de alumnos a escuela demolida

La dirección del centro escolar retornó a 300 de sus alumnos al antiguo edificio por el hacinamiento en el que están en el local que alquilan desde inicios del año

Las instalaciones de la escuela Blandón comenzaron a ser demolidas, pero labores fueron abandonadas  

Las instalaciones de la escuela Blandón comenzaron a ser demolidas, pero labores fueron abandonadas   | Foto por Carlos Segovia

Las instalaciones de la escuela Blandón comenzaron a ser demolidas, pero labores fueron abandonadas  

USULUTÁN. Al menos 300 estudiantes del primer ciclo del Centro Escolar Basilio Blandón, han regresado a las antiguas instalaciones de la referida escuela, de donde se marcharon en mayo pasado para que iniciarán la remodelación del edificio.

El retorno  se debe al hacinamiento en el que están  los mil 200 estudiantes en el local que alquilan desde mayo y en el pretendían permanecer mientras terminaban los trabajos de construcción.

Sin embargo, las labores  fueron abandonadas por la empresa ejecutora del proyecto en junio pasado, tal y como lo informó El Diario de Hoy en su momento. 

Roberto Barrera, director del centro de estudios sostuvo que “tenemos al rededor de 300 alumnos de primer ciclo en la escuela, nos tocó tomar medidas porque el local que alquilamos es muy reducido y los alumnos estaban desesperados”.

Agregó que antes de retornar a la escuela, que fue parcialmente demolida por la empresa que ejecutaba la obra y que luego abandonó las labores, consultaron con la dirección central de Educación para ver si era factible hacer uso de las aulas que no fueron tocadas por la empresa.

La respuesta fue favorable y por eso hace una semana los estudiantes de primero a tercer grado en los turnos de mañana y tarde, reciben clases en sus antiguas y espaciosas aulas.

“Los niños eran los que más sufrían porque en el local donde estamos alquilando no hay área recreativa, por eso priorizamos al momento de regresar”, explicó el director Barrera.

Mencionó además que el ripio de las aulas que fueron demolidas, fue retirado por la alcaldía de la localidad para evitar accidentes con los estudiantes.

La preocupación
Las comunidad educativa  lamenta lo que ha ocurrido con el proyecto de remodelación de la escuela, más  por los estudiantes que reciben clases en jornadas incompletas y en condiciones antipedagógicas.

Explicaron que lo más lamentable es que no saben a ciencia cierta cuando retomaran las labores de reconstrucción en el edifico escolar.
Eso porque desde julio, la empresa que ganó el proyecto se marchó dejando las labores abandonadas.

Claudia Ramírez, madre de familia, sostuvo que “nos han dicho que en noviembre se termina el contrato con la dueña de la casa en la que están los alumnos, pero para esa fecha esta escuela no estará terminada, menos si llevan más de un mes sin trabajar”.

El director reiteró que el Ministerio de Educación esta realizando un nuevo proceso de licitación, pero  que no conoce como avanza y mucho menos cuando retomarán las labores.

La mayor preocupación es que no tendrán donde recibir clases el próximo año, pues el alquiler no será renovado por la dueña del inmueble donde hasta noviembre recibirán clases más de 900 alumnos.

En el Ministerio de Educación  indicaron que la remodelación de la escuela si se concretará, aunque no brindaron plazos.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación