Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Hacinamiento y poca higiene en bartolinas enferma a reos

Las cuatro celdas en la delegación tienen espacio para 60 reos, pero hay 150

Las autoridades de la delegación aseguraron que esta semana sanearán las celdas. Foto edh / insy Mendoza

Las autoridades de la delegación aseguraron que esta semana sanearán las celdas. Foto edh / insy Mendoza

Las autoridades de la delegación aseguraron que esta semana sanearán las celdas. Foto edh / insy Mendoza

LA UNIÓN. El problema de hacinamiento en el que están 150 reos de las bartolinas de la delegación policial de La Unión, ha generando serios padecimientos en la salud de los presos.

Algunos de los imputados han resultado con enfermedades como alergias, laceraciones en la piel, hongos, llagas, y muchos otros hasta febriles con sospechas de dengue.

Los arrestados comparten cuatro celdas con capacidad para 60 personas y deben de convivir con una sobrepoblación de 90 privados de libertad, por tal razón las condiciones de salubridad no son las óptimas.

Los representantes de la Procuraduría para la Defensa de los Derechos Humanos (PDDH) fueron quienes detectaron a los reos enfermos, ya que cada semana, los lunes y viernes, visitan las celdas para verificar las condiciones en las que se encuentran.

Roberto Martínez, delegado de la PDDH, dijo que el hacinamiento y el calor, sumado a la basura que se genera, son factores que están ocasionando enfermedades en los reos.

"Ellos están constantemente sudando, eso ha generado bacterias, hongos, escabiosis; debido a esta situación coordiné con la Procuraduría de Usulután porque ahí tenemos una doctora para que visitara las bartolinas en La Unión y revisara algunos reos. La visita la hizo el jueves", aseguró el delegado.

La doctora determinó que cinco de los reos estaban en condiciones muy graves de salud, entre ellos un diabético que tiene amputado un pie.

"Algunos necesitaban curaciones, otros tenían laceraciones en la espalda, otros resultaron con infecciones urinarias severas", dijo Martínez.

Ante esta situación, y con los casos más graves, la PDDH recomendó a las autoridades policiales hospitalizarlos para que no contagien al resto de detenidos.

Muchos de los reos enfermos llevan hasta seis meses en esas celdas porque ya fueron condenados, pero hasta hoy esperan por un cupo en algún centro penal del país.

El doctor Darwin López, director de la unidad de salud del barrio San Carlos, y a quienes les corresponde por la ubicación de las celdas tender la sanidad del sitio, dijo que en la delegación hay una clínica que es del Instituto Salvadoreño del Seguro Social (ISSS) que es para los la atención de los agentes, por tal razón sostuvo que coordinaron con la doctora hacer algunas acciones de acuerdo con las recomendaciones de la PDDH.

"No nos queda de otra que hacer acciones vectoriales de saneamiento ambiental, lo mas recomendable es que un médico forense de Medicina Legal evalúe a las personas para determinar su condición de salud y determine si el paciente no debe estar en las bartolinas", explicó López.

El jefe de la delegación unionense, Romeo Américo, indicó que tras conocer de los reos enfermos decidieron reunirse con autoridades de salud para que fumiguen las cuatro celdas, de lo contrario los problemas se pueden hacer más complicados.

Agregó que ya se reunieron con jueces para ver cómo solucionan el envío de imputados con condenas o en proceso para penales y así desahogar un poco las bartolinas que están a su máxima capacidad.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación