Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Habitantes de zonas de riesgo serán reubicados en dos colonias

La alcaldía de Sonsonate y la ONG África 70 ejecutan el proyecto

Los involucrados estiman que las viviendas estarán listas para ser habitadas a finales del presente año. Foto EDH / Iris Lima

Los involucrados estiman que las viviendas estarán listas para ser habitadas a finales del presente año. Foto EDH / Iris Lima

Los involucrados estiman que las viviendas estarán listas para ser habitadas a finales del presente año. Foto EDH / Iris Lima

SONSONATE. Diez de sus 52 años de vida, Sonia Guadalupe Rivera Hernández, los ha vivido junto a su esposo en una humilde vivienda de la colonia Bosques del Río, a orilla del río Sensunapán.

Cada invierno, la fuerza y la cantidad de agua que por allí corre amenazan con llevarse la casa construida con láminas y madera. "En el invierno se mete el río a las casas, nos lleva todo", dice la mujer.

Ella es una de las 36 personas favorecidas con un proyecto de construcción de viviendas que ejecuta la Organización No Gubernamental italiana África 70, en coordinación con la alcaldía de la localidad.

El proyecto ha sido diseñado para personas que residen en sitios propensos a deslizamientos e inundaciones a orillas del río Julupe y Sensunapán, indicaron fuentes.

Según el edil de la ciudad, Roberto Aquino, la inversión que está realizando la ONG italiana es de 860 mil euros. Mientras que la contrapartida que la comuna está poniendo ronda entre los 80 y 100 mil dólares.

Esta última consiste en la contratación de personal, maquinaria y parte del material.

Los proyectos habitacionales están siendo construidos en dos puntos de la ciudad. Uno es la colonia Espíritu Santo y el otro es en la calle de acceso al cementerio general de la cabecera departamental.

Es en este último donde será construida la vivienda de Sonia Guadalupe. De hecho, ella y su esposo están trabajando en la ejecución del proyecto, pues es parte de los requisitos para poder acceder a una de estas viviendas valoradas en $4 mil cada una.

Otra de las favorecidas es Lilian Rivera, de 50 años. Ella es jefa de hogar. Reside actualmente a orillas del río Sensunapán y explicó que, cada vez que llueve, quedan encerrados en su casa.

"Esto nos beneficiará mucho, porque tener una vivienda digna significa mucho para uno de pobre. Hace muchos años nosotros veníamos deseando una oportunidad así y no la habíamos logrado hasta hoy", dijo Rivera.

Otras obras realizadas en el marco del mismo proyecto son la construcción de infraestructura que facilite la evacuación en el momento de la crecida de los ríos; y la elaboración de taludes donde había peligro de deslaves .

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación