Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Habitantes de residencial denuncian la falta de agua

Tienen un mes de padecer el servicio irregular del agua, lo que ha causado problemas

Los habitantes de Jardines del Rocío tienen restringida el agua potable desde hace un mes. Foto EDH / Mauricio Guevara

Los habitantes de Jardines del Rocío tienen restringida el agua potable desde hace un mes. Foto EDH / Mauricio Guevara

Los habitantes de Jardines del Rocío tienen restringida el agua potable desde hace un mes. Foto EDH / Mauricio Guevara

SANTA ANA. Los residentes de la colonia Jardines del Rocío, al oriente de la ciudad, denuncian deficiencia en el servicio de agua potable.

El problema no es nuevo; pues ya suma más de un mes; y hasta el momento no han recibido respuesta de parte de la Administración Nacional de Acueductos y Alcantarillados (Anda), dicen, pese a que han llamado al Centro de Atención Ciudadana 915 para preguntar por el problema.

Recuerdan que inicialmente la interrupción del servicio se daba en lapsos cortos de tiempo.

Luego, éstos se fueron prolongando y actualmente solo tienen agua potable durante cinco o seis horas al día; y con una presión inadecuada que en ocasiones no llega hasta los grifos al interior de las casas, sino sólo en la calle.

"Algunos días, el agua se va tipo 11:00 de la mañana y no regresa hasta como a las 6:00 de la mañana del siguiente día", explica una de las residentes afectadas, Lorena Menjívar.

Ella agrega que la situación ha generado incomodidades y retrasos en las labores del hogar.

"No tenemos agua para los servicios, las pilas se mantienen sucias, no podemos lavar ni ropa ni trastes", lamenta Menjívar, quien agregó que la situación se agrava en los hogares donde hay niños.

"Hay veces que el agua no avisa cuando se va a ir y no logramos agarrar (agua) para bañarnos ni para tomar", complementó otra de las residentes afectadas, Karla Escobar.

La situación los ha obligado a tener que incurrir en gastos extras; pues, ante la necesidad y debido a la escasez, han tenido que desajustar el presupuesto para comprar agua envasada.

En este lugar son más de 200 viviendas las afectadas con la irregularidad del servicio de agua potable.

Los habitantes muestran su extrañeza ante esta situación, ya que en las colonias vecinas no existe tal problema.

"Quizás alguien tiene alguna llave de la válvula que abastece de agua a nuestra colonia y la esté quitando. Quizá eso sea el problema", dijo a manera de especulación un habitante del sector, quien se identificó únicamente como Geovanni.

La respuesta

Aunque para los vecinos ésta era una posibilidad, la autónoma descartó tal hipótesis.

La Anda explicó, a través de su oficina de comunicaciones, que el problema se debe a los daños en la falla de un motor de la planta de bombeo El Trébol.

Un problema que además ha afectado desde la semana pasada a colonias como Altos de El Palmar, Villa Real 1, 2 y 3, Luna Maya, y el proyecto gubernamental Ciudad Mujer, que funciona en la zona.

La autónoma asegura que ha estado trabajando en la reparación de la planta; y es por eso que el agua ha tenido que ser racionalizada en los sectores afectados.

"Lo que hemos hecho son unas maniobras para crear un baipás y reorganizar el servicio. Queremos lograr con la creación de horarios, mantener un poco racionado pero que no estén sin agua los sectores", dijeron en la autónoma.

Anda confirmó que el problema en Jardines del Rocío tiene ya más de un mes, debido a que desde entonces, la planta comenzaba a presentar daños; pero que no fue sino hasta la semana pasada que finalmente colapsó.

Los trabajos de reparación de la Planta El Trébol están bastante avanzados y según las proyecciones, en el lapso de una semana estarían finalizando.

Esta colonia está conectada con la planta dañada y por eso es la única en la zona que ha resentido el problema, no así Bella Santa Ana, que está contiguo, donde el servicio ha llegado sin problema, afirman sus habitantes.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación