Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Habitantes de la isla Meanguera con pérdidas por corte de energía

Falta de suministro causó perjuicio a más de 700 familias que residen en el municipio

Vecinos de Meanguera del Golfo lamentaron que delincuentes hayan dañado el cable que abastece la isla. foto edh / insy mendoza

Vecinos de Meanguera del Golfo lamentaron que delincuentes hayan dañado el cable que abastece la isla. foto edh / insy mendoza

Vecinos de Meanguera del Golfo lamentaron que delincuentes hayan dañado el cable que abastece la isla. foto edh / insy mendoza

LA UNIÓN. Pérdidas que van desde los 50 a los mil dólares por cada una de las más de 700 familias que habitan Meanguera del Golfo, fue el resultado del corte en el suministro de energía eléctrica que experimentó el municipio insular entre el martes anterior y la mañana de ayer.

Las fallas se originaron, según AES El Salvador, que aglutina a las empresas de electricidad en el país, debido al intento de hurto y daños del cable submarino que suministra la electricidad a la isla.

En AES explicaron que con la ayuda de un buzo se levantó a la superficie el cable, se identificó el daño y se reparó.

El corte inició el martes a las 6 de la tarde y el servicio fue restablecido al mediodía de ayer; sin embargo, los usuarios lamentaron las pérdidas generadas.

Aseguraron que quienes menos afectados resultaron hablaban de 50 dólares en productos comestibles descompuestos por falta de refrigeración.

Y eso se debe a que acostumbran viajar a la cabecera departamental y abastecer sus despensas con alimentos que requieren refrigeración, una vez por semana.

Elena Osorio, habitante, se lamentó que los cortes de energía siempre representan una pérdida monetaria a los residentes en la isla.

"En la isla se acostumbra a comprar la provisión para la semana o 15 días, se tiene todo refrigerado, y hemos perdido por la falta de luz; en la comunidad perdimos todo lo que teníamos refrigerado, se ha botado porque no se puede recuperar".

Los dueños de tiendas son los que más resintieron el corte, ya que, en su caso, las pérdidas oscilaban entre los 500 y mil dólares, según dijeron.

Algunos propietarios de tiendas confirmaron que al no tener por dos días el servicio de energía, han perdido porque almacenan grandes cantidades de productos perecederos.

Incluso, los servicios de la municipalidad fueron suspendidos, porque no tienen una planta de energía, explicó el alcalde Luis Dheming.

El edil dijo que el martes anterior la Empresa Eléctrica de Oriente (EEO) había programado un corte de 8 de la mañana a 4 de la tarde.

"(La electricidad) regresó, pero después a las 6 de la tarde la volvieron a cortar, la repuesta que dieron fue que hubo daños en el cable submarino y los trabajos se harían en varios días".

Acaban de invertir

En agosto pasado la Empresa Eléctrica de Oriente invirtió casi 100 mil dólares en mejorar la red de distribución de energía hacia el municipio insular, con lo que beneficiaron a más de 550 familias.

Los trabajos consistieron en el cambio de conductores, aislamiento de toda la red involucrada y mantenimiento de elementos fuera de norma, así como conexiones en mal estado y sus respectivos reforzamiento.

Laboraron cerca de 150 empleados en las mejoras al sistema y la poda de árboles.

Los beneficios llegaron tras las quejas de los pobladores, quienes aseguraron que, antes de los trabajos de agosto y finales del año anterior, que experimentaban constantes cortes de energía varias ocasiones al día por periodos de 20 minutos cada uno.

Incluso, en junio de 2013, registraron un corte de suministro durante cuatro días, algo similar a lo que vivieron en 2009, cuando registraban cortes que se extendían hasta por cinco días.

En aquel momento la Empresa Eléctrica de Oriente explicó que el problema se registró por fuertes vientos que dañaron el cable submarino.

Los vecinos de la isla aseguraron que no habían experimentado problemas en los últimos meses.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación