Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Habitantes divididos por las ventas ambulantes en zonas residenciales

Mientras unos apoyan las ventas otros solicitan que se eliminen o regulen pronto

Los carretilleros ambulantes que circulan por barrios y colonias son acusados de contaminar la vía pública y lanzas basura en zonas residenciales. Fotos EDH / Milton jaco

Los carretilleros ambulantes que circulan por barrios y colonias son acusados de contaminar la vía pública y lanzas basura en zonas residenciales. Fotos EDH / Milton jaco

Los carretilleros ambulantes que circulan por barrios y colonias son acusados de contaminar la vía pública y lanzas basura en zonas residenciales. Fotos EDH / Milton jaco

SANTA ANA. El incremento de la actividad comercial en las zonas residenciales ha generado diversas opiniones entre los habitantes de diferentes barrios y colonias al interior de la ciudad.

El fenómeno que ha tomado fuerza en los últimos meses, también ha ocasionado riñas entre vecinos y disputas entre los mismos vendedores, quienes ya tienen estipuladas sus propias rutas y horarios de venta.

Las colonias IVU, El Palmar, San Luis y el Trébol son las zonas que mayor cantidad de comercio ambulante reportan según sus mismos habitantes.

"El problema aquí es que ellos (vendedores), están convirtiendo la colonia en un mercado. De repente uno se encuentra hasta con tres vendedores gritando enfrente de la casa. Ellos tienen derecho a ganarse la vida; pero, también tienen que saber respetar la privacidad de las demás personas", expresó la residente de la colonia IVU, Fátima Valladares.

Además del ruido, la contaminación que generan los vendedores en la vía pública es otro inconveniente que molesta y genera inconformidad entre algunos residentes, quienes solicitan a las autoridades municipales poner un alto definitivo a esta situación.

"Una cosa es que la venta esté fija en un solo lugar y otra es que la anden paseando por toda la colonia. Nos molesta el hecho que esta gente que vende verdura o cualquier otra cosa en las calles, tira la basura en cualquier lugar, sin pensar el daño que nos está haciendo. Esto tiene que parar", manifestó el afectado Mario Figueroa.

Respecto a esta situación, el gerente de servicios municipales de la alcaldía santaneca Melvin Granados, explica que actualmente ninguno de los vendedores ambulantes posee permiso para comercializar sus productos en áreas residenciales.

"Nadie de ellos está autorizado para vender en esas zonas. La administración de mercados municipales no está extendiendo permisos especiales para que ellos puedan vender en esos ni otros lugares", dijo Granados.

El gerente también reveló que por el momento la alcaldía no cuenta con un plan que regule esta situación. Sin embargo, no descartó la posibilidad de realizar acciones a corto plazo para contrarrestar el problema.

Por otro lado, lo que para unos es un problema, otros lo ven como algo positivo y de gran ayuda. La residente de la colonia El Palmar, Martha de Montoya asegura que "a mí no me molesta que ellos vendan aquí (colonia). Lo que hacen es facilitarnos las cosas y ganarse la vida".

Se intentó obtener la versión de alguno de los vendedores pero estos se excusaron y prefirieron no opinar.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación