Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Habilitarán albergue para pacientes pobres

Parroquia y asocio católico lo mantendrán

Habilitarán albergue para pacientes pobres

Habilitarán albergue para pacientes pobres

Habilitarán albergue para pacientes pobres

SAN MIGUEL. El Hospital San Juan de Dios es algo así como la meca de los pobres: un lugar por el que obligatoriamente hay que pasar, al menos una vez en la vida, no por fervor, sino por la necesidad de atención médica.

El problema es que muchos familiares y hasta los mismos enfermos, algunas veces se ven forzados a dormir en las bancas que están afuera de la sala de emergencia, o hasta en las aceras del nosocomio, como le tocó a Martha S. hace unos días.

Ella llegó a ingresar a un pariente enfermo, durante la noche, y luego no tuvo como volver a casa y menos como para pagar un alojamiento.

En cambio, hay pacientes que son dados de alta, generalmente por las tardes, y al siguiente día tienen que volver a realizarse algún examen, y no tienen dónde alojarse en la cabecera migueleña.

En la parroquia San Nicolás, situada frente al nosocomio, identificaron esta necesidad hace varios años, y eso les ha motivado a dar pasos sólidos para tender una mano amiga a estas personas de escasos recursos.

El párroco Leodán Hernández explica que han iniciado con el proyecto "La Casa del Peregrino", que será una especie de alojamiento gratuito para personas necesitadas.

El clérigo explica que, además de brindarles una cama dónde pasar la noche seguros, los familiares y enfermos recibirán cena y desayuno, así como utensilios básicos para su aseo personal.

La fe en Dios

El proyecto será administrado por el consejo parroquial y por la Asociación de Devotos del Divino Niño Jesús, organización sin ánimo de lucro surgida en esa parroquia.

Para iniciar el proyecto, obtuvieron un préstamo que les permitió comprar una casa amplia frente a la parroquia y al hospital.

Ahora se hacen mejoras en el inmueble para acondicionarlo para recibir a los peregrinos y luego empezarán a equiparla con lo más básico, para entrar en funcionamiento.

No obstante, el clérigo calcula que la compra de camas, lavadoras y el equipamiento de la cocina y otras áreas, así como la remodelación del lugar, podría tener un costo de unos 15 mil dólares.

Aunque afirman que esperan obtener donativos de personas altruistas, Hernández afirma que si es necesario solicitarán un nuevo crédito para habilitar este esfuerzo caritativo, porque esperan abrirlo el 31 de mayo, con ocasión del día de la Visitación.

Esperan habilitar espacio para poder alojar a 50 personas por día.

Sostener el proyecto, con alimentos para peregrinos, gastos básicos y de aseo costaría uno tres mil dólares mensuales, pero el clérigo dice que confían en que la Providencia de Dios les ayudará a sostener este proyecto de ayudar a quienes sufren.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación