Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Guadalupanas buscan fondos para obras

Cada año hacen una colecta de fondos para sostener más de una veintena de obras de beneficencia.

Entre las obras de caridad que sostienen las damas Guadalupanas está un comedor para menesterosos. Foto EDH / archivo

Entre las obras de caridad que sostienen las damas Guadalupanas está un comedor para menesterosos. Foto EDH / archivo

Entre las obras de caridad que sostienen las damas Guadalupanas está un comedor para menesterosos. Foto EDH / archivo

SAN MIGUEL. La Cofradía de Damas Guadalupanas Plancartinas se prepara para realizar su evento anual de recolección de fondos que les permite sostener durante todo el año más de una veintena de proyectos de caridad que desarrollan en el departamento de San Miguel.

El evento se realizará la noche del 30 de agosto en un hotel migueleño.

Ahí se presentará la compañía de Ballet de El Salvador con la obra "Dulce Ilusión con Fantasía y Gala". Se trata de una obra para jóvenes y, además, habrá ballet clásico, degustación de vinos y alimentos para los asistentes. La donación para este evento es de 30 dólares por persona.

También preparan la décima octava rifa guadalupana que se llevará a cabo esa misma noche.

El primer premio de la rifa es una refrigeradora; el segundo premio, una pantalla de alta definición; y el tercero, un equipo de sonido. La donación para participar en esta rifa es de 15 dólares.

Las obras de caridad

Las Damas Guadalupanas Plancartinas sostienen más de 25 obras benéficas que van desde la dotación de alimentos a familias pobres, hasta un comedor para menesterosos, dos clínicas familiares y una odontológica.

También invierten recursos en la capacitación de jóvenes en oficios y refuerzos educativos en áreas como inglés y computación.

Asimismo, atienden el área espiritual, colaboran para que niños de centros escolares hagan la primera comunión y organizan varios retiros espirituales.

Esta asociación, que es dirigida desde su creación por doña Liliam Hasbún de Batarse, nació el ocho de noviembre de 1989, y un año más tarde recibió la aprobación oficial de la diócesis de San Miguel como Asociación Diocesana.

Luego fue reconocida como la primera asociación laical guadalupana plancartina del mundo, en 2005.

Después crearon una rama masculina y una infantil; sin embargo, quienes sostienen las obras de caridad son las Damas, quienes no solo se dedican a la recaudación de dinero, sino que se hacen cargo ellas mismas de administrar cada uno de los proyectos benéficos que realizan en beneficio de los más necesitados.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación