Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Guadalupana comparte una nueva capilla con dos santos

La virgen comparte la capilla con San José y San Josemaría Escrivá, este último fundador del Opus Dei

La imagen de la Virgen recorrió varias cuadras para llegar a la catedral Basílica de San Miguel. Fotos EDH / Lucinda Quintanilla

La imagen de la Virgen recorrió varias cuadras para llegar a la catedral Basílica de San Miguel. Fotos EDH / Lucinda Quintanilla

La imagen de la Virgen recorrió varias cuadras para llegar a la catedral Basílica de San Miguel. Fotos EDH / Lucinda Quintanilla

SAN MIGUEL. Con una peregrinación desde la iglesia Guadalupana, en la colonia El Molino hasta la catedral migueleña, los devotos de la Virgen de Guadalupe iniciaron una peregrinación para llevar su imagen a su nueva capilla.

La Virgen, desde el miércoles, tiene un espacio en la catedral de San Miguel, hogar de la Patrona de El Salvador, Reina de La Paz.

Se trata de una capilla que fue preparada y renovada para la Virgen Morena con la idea de reafirmar la fe de todos sus fieles.

La actividad estuvo cargada de solemnidad, con cánticos y oraciones a lo largo del recorrido. Los niños, vestidos de indios, tampoco faltaron en la peregrinación.

La actividad culminó con una misa en la catedral migueleña, y en ella participaron sacerdotes que forman parte del Opus Dei; además, fue presidida por el obispo de la diócesis migueleña, Miguel Ángel Morán Aquino.

En la capilla se encuentra la imagen de la Virgen de Guadalupe, también está la imagen de San José y la del fundador del Opus Dei, San Josemaría Escrivá.

El religioso fue un fiel devoto de la Virgen Morena y, según los sacerdotes del Opus Dei, amaba profundamente a la Virgen.

"A Jesús siempre se va y se vuelve por María", dijo uno de los sacerdotes invitados a la actividad, refiriéndose a uno de los tantos pensamientos escritos que dejó San Josemaría Escrivá, en el que recalcaba la importancia de tener presente y cercana la imagen de la Virgen Morena.

"Nuestra madre , la Virgen María, siempre nos dice: "Pero no estoy yo aquí, que soy tu madre", invitándonos a confiar nuestras vidas en medio de tanto problema; y cómo no amarla si nuestra madre nos la dio a Jesús al nacer de su vientre", expuso uno de los religiosos en su mensaje a los católicos que disfrutaban de la renovación de la capilla Guadalupana.

El obispo de la diócesis migueleña indicó que "en el nuevo sagrario tendremos a la familia completa, estará la Virgen de Guadalupe, San José acompañando a Jesús, y este es un momento de júbilo".

El religioso bendijo la capilla y las imágenes de San José y San Josemaría Escrivá, que se ven en dos enormes cuadros, cada uno, a un costado de la capilla, y al centro la Virgen de Guadalupe, que es vigilada por cuatro ángeles ubicados abajo de su imagen.

La actividad fue coordinada por la Cofradía de Damas Guadalupanas Plancartinas, de San Miguel, fieles a la virgen en su advocación de Guadalupe.

Cientos de católicos acompañaron la actividad y abarrotaron la catedral migueleña, pues no querían perderse la bendición de este nuevo espacio para la Virgen Morena.

Muchos vivieron la eucaristía, y participaron en el acto de bendición de las imágenes realizada por el obispo de la diócesis de San Miguel.

Lilian de Batarsé, presidenta de la Cofradía de Damas Guadalupanas, se mostró complacida con renovación de la capilla y aseguró esto ayudará a que los católicos y devotos de la Virgen reafirmen su fe.

"Estoy muy complacida porque nuestra Madre Santísima ya está en la catedral y esto nos renueva y motiva como devotos de ella", dijo de Batarsé. El obispo indicó que la renovación de la capilla fue posible a la Cofradía de Damas Guadalupanas que tienen.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación