Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Grupos de jóvenes en Concepción de Ataco impulsan la paz y el progreso

Tratan de ser portavoces de noticias buenas en medio de la violencia que afecta al país

ConcepciÛn de Ataco

Los jóvenes aprenden diferentes oficios gracias a este programa que se desarrolla desde 2003 en Concepción de Ataco. | Foto por Iris Lima

Los jóvenes aprenden diferentes oficios gracias a este programa que se desarrolla desde 2003 en Concepción de Ataco.

AHUACHAPÁN. Como parte integral en el tema de prevención de la violencia y el fortalecimiento de la seguridad ciudadana, en Concepción de Ataco funciona, desde el año 2003, un Consejo de Prevención de la Violencia y Seguridad Ciudadana.

Este es dirigido por la alcaldía municipal, con el apoyo de la Policía Nacional Civil (PNC), comités de desarrollo local y sociedad civil.
 Buscan mejorar la calidad de vida de sus habitantes. 

Es en este último punto donde la alcaldía ha incluido a la juventud de la localidad, a través de torneos deportivos, actividades turísticas, capacitación de jóvenes en diferentes talleres.

Los jóvenes de Ataco se han tomado muy en serio su papel y hoy en día dirigen pequeños proyectos de emprendimiento que tienen como objetivo evitar que los jóvenes se sumen a hechos delictivos y que, a su vez, generen ingresos para ayudar a la economía de sus familias y del municipio.

Para guiar
“Buscamos quitar ese estigma que tenemos que los jóvenes somos sinónimo de peligro”, dice Armando Quiñónez, uno de los jóvenes gestores de un nuevo proyecto turístico.

Se trata de recorridos guiados en bicicletas a diferentes puntos del municipio.

De hecho, la alcaldía les facilitó las primeras 10 bicicletas para que inicien su negocio. 

El costo del alquiler con el guía turístico es de $3 y funciona los fines de semana. Pueden encontrarlos en el barrio Santa Lucía.

“Nosotros los apoyamos porque consideramos y queremos tratar de mantenerlos lejos de todas las actividades que no son buenas para ellos. Nuestra juventud en Ataco es sana y queremos mantenerlos así. Es parte de la prevención”, manifestó el alcalde de la ciudad, Oliverio Gómez, quien aseguró que la inversión que la municipalidad realizó en este caso para la compra de las bicicletas fue de poco más de mil dólares.

Otra joven que ha hallado oportunidades en este municipio es Rosa Castro, de 22 años, quien debido a problemas económicos ya no pudo seguir sus estudios universitarios.

 Pero gracias a un taller de panadería impulsado por la comuna aprendió el oficio y hoy, junto a otro grupo de jóvenes, venden sus productos los fines de semana.

Ella, sueña con poner su negocio, generar empleo y seguir estudiando.

De igual manera, un grupo de 20 jóvenes también ha recibido cursos de tostaduría de café y barismo.

Víctor Manuel Mangandí es uno de ellos. Asegura que antes trabajaba instalando cables de televisión.

 Pero desde hace un año y medio se dedica a tostar y moler café en la Plaza del Café, gracias al apoyo que recibió de la municipalidad.

 “Este empleo me ha cambiado la vida. Ha mejorada mi calidad de vida porque me ayuda a poder darle mantenimiento a mí y a mis papás”, aseguró.

Hay varios ejemplos como los anteriores y gracias a ello, el municipio tiene nuevos  atractivos para las personas que les visitan, especialmente los fines de semana.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación