Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Gradúan a un centenar en diversos oficios

Son habitantes de Chalchuapa de escasos recursos y la mayoría busca superarse a través del emprendimiento.

Los graduados recibieron capacitación en al menos 10 modalidades de talleres durante el año. Foto EDH / Mauricio Guevara

Los graduados recibieron capacitación en al menos 10 modalidades de talleres durante el año. Foto EDH / Mauricio Guevara

Los graduados recibieron capacitación en al menos 10 modalidades de talleres durante el año. Foto EDH / Mauricio Guevara

SANTA ANA. Doña Elvia Raimundo es una chalchuapaneca emprendedora. A sus 38 años de edad lidera un negocio familiar dedicado a la elaboración de pan francés.

Pese a que ya tiene varios años en el negocio, decidió perfeccionar sus técnicas y cursar los diez meses de clases del taller de panadería y pastelería, impartido en el Centro de Capacitación Laboral para Adultos (Cencla), de Chalchuapa.

"La verdad es que me ha servido mucho, he aprendido bastante para mejorar el producto que elaboro en mi propio negocio", dijo Raimundo.

El Cencla llevó a cabo la clausura de sus actividades correspondientes al año 2013. Esta vez fueron 105 personas las que culminaron satisfactoriamente sus clases, entre ellos adultos y jóvenes.

En este centro de capacitación se imparten diez modalidades de talleres. Algunos de ellos son cosmetología, mecánica automotriz, corte y confección, panadería y pastelería, entre otros.

El director departamental de Educación, Martín Alarcón, instó al empresariado local a brindarles una oportunidad de trabajo a los nuevos graduados, ya que cuentan con el conocimiento técnico necesario para desempeñar un cargo dentro de una empresa.

Los graduados reconocieron que este proceso de aprendizaje les servirá, sobre todo a aquellos que aún no tienen experiencia laboral y no han tenido una oportunidad de empleo.

Saúl Lemus destacó por haber cursado durante este mismo año tres especialidades al mismo tiempo: mecánica automotriz, panadería y pastelería, y computación básica.

El chalchuapaneco reconoció haber hecho un gran esfuerzo; sin embargo, espera que esto pueda traerle buenos dividendos al momento de enfrentarse a una entrevista de trabajo, e incluso, no descartó en algún momento iniciar con un emprendimiento personal.

Las personas que reciben este proceso de formación técnica en este lugar son en su mayoría de escasos recursos económicos, quienes ven aquí una oportunidad de poder salir adelante.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación