Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Gobierno condiciona apertura de consulado en Denver, Colorado

Tras más de 10 años de gestiones y múltiples necesidades los compatriotas siguen a la espera de una respuesta positiva por parte de la  cancillería salvadoreña

Hugo Martínez

El canciller, Hugo Martínez, respondió a los connacionales que busquen local por su cuenta. FOTO EDH / ARCHIVO | Foto por Archivo

El canciller, Hugo Martínez, respondió a los connacionales que busquen local por su cuenta. FOTO EDH / ARCHIVO

Los salvadoreños residentes en Denver, Colorado, han esperado más de 10 años la apertura de una oficina de migración. Tras múltiples gestiones con Cancillería, durante este tiempo, solo han recibido promesas.

 Una delegación de connacionales, aglutinados en el Grupo Sarco, visitó el país durante los primeros días de enero de 2016 para reiterar su solicitud ante el ministro de Relaciones Exteriroes. Hugo Martínez. 

El propósito de la visita era claro: pedir al Canciller de la República, Hugo Matínez, la apertura de un consulado en la ciudad de Aurora, donde, según datos de la Oficina de Asuntos Internacionales y de Migración de la localidad, habitan 40 mil salvadoreños.  

“Logramos una reunión con el canciller y hemos solicitado de forma personal nos permita contar con un consulado en Aurora, es un derecho que se nos ha negado por más de 12 años. Por más de una década se han hecho gestiones con los titulares y solo hemos tenido promesas sin cumplir”, dice William Merino, presidente del Grupo Sarco, organización que trabaja por mejorar las condiciones de los connacionales en Colorado. 

Tras el encuentro, el canciller Martínez condicionó la apertura de una oficina consular y solicitó a los representantes de Grupo Sarco buscar alternativas con instituciones del gobierno local que brinden apoyo, al mismo tiempo dijo que, de obtenerse esta colaboración, el gobierno de El Salvador facilitaría recurso humano y material, un mes después. 

Un compromiso adquirido al que los solicitantes no dan mucho crédito. “Cancillería busca que por nuestros medios busquemos un edificio o infraestructura donde opere el consulado. Creemos que es un condicionamiento injusto ... este es un derecho constitucional de todos los salvadoreños que estamos fuera del país”, dijo Merino. 

El salvadoreño, quien reside desde hace más 20 años en Estados Unidos y que ahora está por cambiar su estatus de residente a ciudadano americano, hizo énfasis en la importancia que tiene el salvadoreño en el exterior para el desarrollo del país. “Nuestras remesas mantiene buena parte de la economía del país”, agregó. 

La esperanza ahora es que el Estado asuma el compromiso total que tiene con su pueblo, reitera el presidente de Grupo Sarco. 
Su petición se basa en que para todo trámite migratorio deben ir a la oficina consular de Las Vegas. Esto implica un recorrido en vehículo de 14 horas en condiciones climáticas normales y de 24 horas a 3 días en el invierno.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación