Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Glasswing y Citi celebran el Día Global de la Comunidad

Los voluntarios del banco, con el apoyo de Glasswing International, revitalizaron nueve centros escolares

En el Día Global de la Comunidad trabajaron 2,470 voluntarios de Citi. Fotos "Cortesía de Glasswing International".

En el Día Global de la Comunidad trabajaron 2,470 voluntarios de Citi. Fotos "Cortesía de Glasswing International".

En el Día Global de la Comunidad trabajaron 2,470 voluntarios de Citi. Fotos \"Cortesía de Glasswing International\".

Citi realizó su Día Global de la Comunidad con el apoyo de Glasswing International. En total, 2,470 voluntarios de Citi trabajaron para revitalizar nueve centros escolares públicos, dos hogares de niños y un hogar de ancianos, en ocho departamentos del país.

Por tercer año consecutivo, Glasswing International y Citi unieron esfuerzos para realizar una ardua jornada que benefició a 2,989 personas de las comunidades en la que el banco se desarrolla. El Día Global de la Comunidad incluyó actividades como pintado de murales, pintura institucional de los centros de atención, construcción de aulas, labores de jardinería y pintura de juegos, entre otras.

El objetivo común de los voluntarios fue crear un ambiente más acogedor en los centros intervenidos, dejando una infraestructura óptima para los jóvenes y ancianos beneficiados.

El presidente de Glasswing International, Diego de Sola, enfatizó que "uno de los pilares de Glasswing International es el voluntariado: un tema transversal y clave para todos nuestros programas, el cual promueve la integración social, construye confianza y reduce el fatalismo. Nos enorgullece ser parte de esta historia de voluntariado por El Salvador junto a Citi, ya que demuestra que todos podemos hacer algo generando valor a través del servicio".

En apoyo a los salvadoreños

Juan Miró, director ejecutivo de Citi El Salvador, destacó que esta actividad se realiza "en señal de apoyo a los salvadoreños".

Y agregó: "En Citi estamos comprometidos con el desarrollo del país, la mejora de las condiciones de vida, y qué mejor oportunidad de poner nuestros recursos y experiencia en servicio de las comunidades."

Agradecido por la contribución de los voluntarios, el Director de la escuela para sordos "Griselda Zeledón", Raúl Castaneda, enfatizó: "No hay palabras de agradecimiento para ustedes. Esta es una escuela para sordos que todo el tiempo habíamos estado olvidados. Hoy, gracias a ustedes, nos damos a conocer y hacen labores para nuestros muchachos. Ellos van a estar impresionados".

Glasswing International reúne voluntarios del sector privado, miembros de la comunidad, docentes y alumnos para revitalizar la infraestructura escolar, equipar espacios de aprendizaje y crear escuelas públicas limpias y seguras. Hasta la fecha, más de 500 escuelas han sido intervenidas bajo este modelo en Centroamérica.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación