Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

La gente continúa botando basura en calles de Oriente

Las orillas de carreteras son usadas de basureros

La imagen corresponde a la salida de San Miguel hacia La Unión, en donde constantemente se forma ese botadero que, además de basura, incluye ripio. Foto EDH/ Carlos segovia

La imagen corresponde a la salida de San Miguel hacia La Unión, en donde constantemente se forma ese botadero que, además de basura, incluye ripio. Foto EDH/ Carlos...

La imagen corresponde a la salida de San Miguel hacia La Unión, en donde constantemente se forma ese botadero que, además de basura, incluye ripio. Foto EDH/ Carlos segovia

ORIENTE. Con frecuencia, a orillas de las principales carreteras de la zona oriental del país se observan promontorios de basura.

Entre las vías más afectadas por el lanzamiento de desechos están la carretera Panamericana en la entrada a San Miguel, la calle hacía el volcán Chaparrastique, además de las zonas de los baipás de Usulután y La Unión.

Se suma la carretera a La Unión, justo en la salida de la cabecera migueleña.

Los basureros a cielo abierto se forman, según ciudadanos y automovilistas, por la irresponsabilidad de personas que lanzan los desechos de sus viviendas en las calles o que gente de otros municipios llegan a tirar basura a donde ven botaderos en las calles.

En el caso de La Unión, el baipás es una de las zonas más afectadas, en donde las municipalidades de la cabecera y Conchagua tienen la responsabilidad directa de limpiar la zona y hasta de sancionar a los infractores.

Mientras que en Usulután, al igual que sus vecinos unionenses, el problema se registra en el baipás.

Otro ejemplo es la carretera Litoral, en el tramo comprendido entre los cantones El Delirio y El Brazo, en San Miguel. Además, la carretera Internacional Ruta Militar, entre el desvío a Sociedad y Santa Rosa de Lima.

En San Miguel, a la salida de la cabecera, por la vía Panamericana, se observan a diario grandes regaderos de desechos a orillas de la vía.

La situación es igual para quienes desde la carretera Panamericana, en la zona del desvío de Febles, buscan la calle que lleva al volcán.

En ese sector, justo al costado de una exclusiva zona residencial, hay un enorme basurero que según vecinos, lo forman quienes residen en la referida residencial y personas que llegan de otros lugares.

Sobre el problema de basureros en las calles, el Fondo de Conservación Vial, que es el encargado de dar mantenimiento a las diferentes carreteras, ha dicho que con frecuencia recogen basura de las vías, aunque no es su responsabilidad.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación