Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Furesa ofrece veterinarios al zoológico para curar a los animales

El Zoológico Nacional tiene cuatro veterinarios para atender a más de 600 especímenes

Furesa ofrece sus veterinarios para curar animales del Zoológico Nacional

La muerte 130 animales en un periodo de tres años preocupa a la Fundación Refugio Salvaje de El Salvador, Furesa, por lo que han ofrecido a sus médicos...

La muerte de 130 animales en los últimos tres años dentro del Parque Nacional Zoológico de El Salvador preocupa a la Fundación Refugio Salvaje de El Salvador (Furesa), por lo que ha ofreciendo a sus médicos veterinarios y medicamentos para mejorar lo más pronto posible la salud de los especímenes.

El ofrecimiento es de inmediato, y si la Secretaría de Cultura (Secultura), quien es el ente que administra el zoológico, acepta, la ayuda veterinaria la podrían tener desde mañana, según dijo el representante legal de Furesa, Roberto Campos.

Campos lamentó el estado de los animales y externó el apoyo que ofrece el presidente la fundación, Eduardo Kriete.

“Esos animales están en muy malas condiciones, debe dárseles un tratamiento y una atención de inmediato y por eso nosotros estamos tratando de hacer esta gestión con ellos y ponerles a disposición los médicos, la medicina y el tiempo que sea necesario”, sostuvo el abogado.

Furesa le ha donado al zoológico en los últimos tres años un tigre de bengala, tres leones africanos, un jaguar, entre otros felinos.

El abogado agregó que los animales en el zoológico se enferman porque los recintos son inadecuados, por lo que la Furesa pretende ofrecerle un asocio público-privado para que las condiciones del parque mejoren.

Aumento de muertes

Datos de la Unidad de Acceso a la Información Pública de la Secretaría de Cultura detallan que las muertes han incrementado en los últimos tres años.

En 2013 se registraron 36, en 2014 la cifra subió a 60 y en lo que va de 2015 se reportan 34 muertes.
Entre las causas más comunes de muertes en reptiles destaca: retención de huevos, inanición y septicemia. En las aves es común la muerte por agresión, neumonía y agresión de grupo; mientras que en los mamíferos las causas son paro cardiorespiratorio y asfixia.

También, en los tres últimos años se registran un total de 11 muertes “sin determinar su causa”.

El herpetario es uno de los lugares con mayor descuido: recintos sucios, falta de luz, agua o de vegetación para los especímenes genera un ambiente deplorable para serpientes y anfibios. El pasado 9 de agosto se registró la muerte de dos serpientes guardacaminos (Coniophanes fissidens) y la causa no se pudo determinar por el estado de descomposición.

Para atender a los más de 600 especímenes solo hay cuatro veterinarios, que también tienen que atender a un promedio de entre 25 y 40 animales que rescata la Policía Nacional Civil y el Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales.

Los animales que no son liberados en su hábitat porque su estado de salud no lo permite son adquiridos por el zoológico.

En los últimos tres años se registran 242 animales nuevos entre especímenes que nacen ahí, otros donados, y los rescatados.

El zoológico es el parque que más ingresos genera de la Secretaría de Cultura de la Presidencia (Secultura). 

Desde enero a septiembre de este año ha recaudado por el ingreso de 198,590 turistas un total $237,776; sin embargo, todos los fondos del parque se van directo a la Secultura, dejando al Zoológico sin ingresos directos para su mantenimiento.

Este año, durante agosto y septiembre, el zoológico estuvo acéfalo, y pese a que la Secultura anunció el concurso público de la plaza del director, aún no ha nombrado al nuevo encargado.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación