Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Fundatamarindo lleva el desarrollo a zona costera de Conchagua

Recientemente, cumplieron 19 años de haber comenzado labores, tiempo en el que han beneficiado a más de 10 mil personas de esa zona del oriente del país

Vivero de tortugas
Vivero de tortugas

La Fundación para el Desarrollo de El Tamarindo (Fundatamarindo) tiene 19 años, durante los que ha apoyado con diferentes proyectos a las comunidades costeras de Conchagua en el departamento de La Unión.

Uno de los más exitosos que han impulsado es el de la maquila, ubicada en el cantón El Tamarindo, donde se dedican a la confección de prendas de vestir, y cada año generan miles de oportunidades de trabajo a jóvenes y adultos de ambos sexos, todos, miembros de familias de escasos recursos económicos y en donde son prioridad para emplear las madres solteras y pescadores artesanales de la zona.

La fundación se organizó e inició labores el 2 de agosto de 1995, el proyecto surgió como iniciativa privada sin fines de lucro, con el fin de generar mejores condiciones de vida para todos los habitantes de las comunidades costeras de Conchagua.

Yolanda Gutiérrez, directora ejecutiva de Fundatamarindo, dijo que han trabajado todo este tiempo para dar respuesta a las grandes necesidades existentes en estas comunidades pobres, desarrollando acciones a través de ocho ejes estratégicos que la fundación denomina "Del olvido y la violencia al desarrollo y la paz".

Los referidos ejes son generación de empleo, infraestructura y vivienda, valores, educación, prevención de la violencia y recreación, salud y asistencia social, medio ambiente y seguridad.

La fundación destaca que el éxito ha consistido en la unión y coordinación de esfuerzos con los sectores económicos, políticos, sociales y la comunidad. Recalcan que han contando siempre con el apoyo desinteresado de socios fundadores y empresas que les respaldan.

Las empresas e instituciones que han aportado para el éxito de los proyectos de Fundatamarindo son: Textufil, Intradesa, Grupo Unicomer, la Fundación Ricardo Félix Simán Massis, Industrias Merlet, los ministerios de Trabajo, Medio Ambiente y Recursos Naturales (MARN), Gobernación, el Fondo de Inversión Social para el Desarrollo Local (FISDL) y la alcaldía de Conchagua, entre otras.

Las comunidades más beneficiadas son El Tamarindo, El Jagüey, Maculis y Buena Vista.

"Los recursos que se destinan a la comunidad varían año con año, dependiendo de los programas o proyectos que se tengan en ejecución y de las disponibilidades financieras, ya que los recursos económicos provienen, exclusivamente, de las aportaciones de los socios y de las operaciones de la maquila", señaló la directora.

Explicó que el proyecto de la maquila permite el financiamiento de obras en beneficio de los lugareños, por ejemplo, durante el 2008 realizaron una inversión de 413 mil dólares en las comunidades con proyectos de mejoras de aulas en varias escuelas, construcción de muelles, canchas y otros.

Para el 2012, la inversión que lograron hacer fue de 710 mil dólares, beneficiando a miles de residentes en los referidos cantones y caseríos. La maquila se estableció en el 2000, generando, desde ese entonces, 150 empleos directos para familias de aquellos lugares.

Muchos hombres que residen en la zona costera y que antes se dedicaban a la pesca artesanal dejaron de hacerlo, porque ya no les era rentable y encontraron una oportunidad de trabajo en las maquilas de Fundatamarindo.

Durante sus 19 años de labor, la fundación ha construido dos muelles artesanales para el paso de personas en la comunidad Buena Vista, un parque con dos canchas de basquetbol y una de fútbol macho, construyeron, además, seis aulas de clases en diferentes centros educativos, han mejorado las áreas de recreo y acceso a las escuelas de los lugares donde tienen presencia, han ampliado dos Iglesias católicas, además de haber construido 100 viviendas a familias de escasos recursos económicos.

En el tema de educación, anualmente financian a seis docentes para las áreas de informática, agronomía y materias comunes en diferentes escuelas de la zona costera, también han equipado cuatro centros de cómputos, además, les continúan dando mantenimiento a los equipos.

Desde marzo del 2011 desarrollan el programa de Valores y Prevención de la Violencia, beneficiando a un aproximado de 900 estudiantes de los cuatro centros escolares de El Tamarindo.

En el área de medio ambiente, financian un vivero de tortugas marinas, cultivo de curiles y cascos de burro, así como la siembra de candelas de mangle, ahí también hay muchos vecinos laborando.

Las personas que se han beneficiado con todos estos proyectos aseguran que Fundatamarindo les ha cambiado la vida, porque llevaron esperanzas y nuevas oportunidades para poder vivir en estas comunidades de escasos recursos.

Rutilio Henríquez, residente de El Tamarindo, es el encargado del vivero de tortugas y expresó que "la labor de Fundatamarindo, no solo abarca el cuido del medio ambiente, sino también el desarrollo humano, porque ahora los recolectores de huevos de tortuga tienen un lugar fijo donde venderlos y es en el vivero donde reproducimos la especie".

Agregó que lleva más de 10 años trabajando con la fundación y el esfuerzo de esta ha permitido que la zona costera de Conchagua ahora tenga otra cara más atractiva, tanto para los que ahí viven, como para los que visitan la zona.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación