Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Fundación Gloria de Kriete Cumple 10 años de apostar por desarrollo de El Salvador

La entidad y el premio Ayudando a Quienes Ayudan celebran primera década

Doña Celina de Kriete junto a representantes de las 10 organizaciones finalistas de 2014. foto edh / archivo

Doña Celina de Kriete junto a representantes de las 10 organizaciones finalistas de 2014. foto edh / archivo

Doña Celina de Kriete junto a representantes de las 10 organizaciones finalistas de 2014. foto edh / archivo

Durante 10 años, la Fundación Gloria de Kriete ha logrado beneficiar a miles de personas con sus programas permanentes y a través de su premio Ayudando a Quienes Ayudan, el cual también cumple una década de haber sido lanzado. Este ha contribuido a ejecutar múltiples proyectos para el beneficio de las comunidades más vulnerables del país.

Llevar agua a lugares recónditos de El Salvador, contribuir a la formación profesional y técnica de las nuevas generaciones, ofrecer oportunidades de desarrollo económico a quienes viven en extrema pobreza o contribuir a impulsar una escuela de música para jóvenes en riesgo social solo son algunos ejemplos de lo que se ha logrado financiar a través "Premio Ayudando a quienes ayudan", el cual, a lo largo de una década, ha ido creciendo en posicionamiento e impacto en las organizaciones de lucro y sus benefactores.

Esto, sin duda, es la oportunidad para cambiar la historia de miles en El Salvador, cumplir los sueños de otros muchos y llevar esperanza a más, para que puedan mirar el futuro con optimismo.

"Cuando creamos la Fundación Gloria de Kriete en 2004 no nos equivocamos. Sabíamos que estábamos implementando un nuevo concepto de ayudar a las causas nobles", dijo el presidente de la Fundación, Roberto Kriete.

Señala que la institución fue pionera en reconocer los pasos de organizaciones sin fines de lucro, mostrando su eficacia y permanencia e identificando que merecían un espacio para gozar del reconocimiento público.

"Iniciamos esta aventura que nos ha permitido compartir miles de sueños de diferentes instituciones resaltando su ejemplo de solidaridad, esfuerzo, entrega y excelencia", añadió Roberto Kriete.

Por su parte, Celina de Kriete, directora ejecutiva de la Fundación, recordó cómo en 2004, al fallecer doña Gloria de Kriete, todos sus hijos decidieron canalizar de una forma ordenada toda la ayuda que ellos estaban dando a diferentes entidades, fue así como decidieron continuar con el legado altruista de su madre y contribuir a siete programas permanentes que a lo largo del tiempo han ido creciendo.

Esto, especialmente en atención niños en el área de salud con la Ludoteca Hospitalaria en el Hospital Benjamín Bloom, dando becas de estudios a jóvenes con su programa Oportunidades y ofrecer oportunidades de empleabilidad por medio del programa Municipio Emprendedor, entre otros.

De Kriete recuerda que en el mismo año de la creación de la Fundación, viajaron a Guatemala, a la gala del premio "Apoyando a los que Apoyan", que ejecuta la familia Gutiérrez Bosch.

"Decidimos seguir ese ejemplo y crear el premio Ayudando a Quienes Ayudan para poder llevarlo a cabo en El Salvador y desde entonces ha superado las expectativas de todos los premios, pues acá, en el país, la necesidad es grande y les ha ayudado a ordenarse en el tema legal y financiero, ahora pueden participar en este premio y otros financiamientos", señaló la directora ejecutiva.

De Kriete detalla que, desde el principio, el premio se convirtió en una idea innovadora que cada año se ha ido consolidando más. Una prueba de ello es que entidades de todo el país, que antes no se conocían, se han acercado a la fundación para participar.

"El premio, después de haber comenzado pequeño, ha crecido mucho, porque ahora tenemos ganadores a lo largo y ancho de todo el país, han sido diez años de mucho trabajo e impacto y de lograr tener presencia en todo El Salvador", dijo De Kriete.

La directora aseguró que estos años han sido de mucho conocimiento y aprendizaje y, sobre todo, les ha servido para darse cuenta de todas las necesidades que existen en el país.

Añadió que este tiempo también les ha servido para conocer de cerca a las personas que están brindándole su mano a las comunidades con los programas. "Nos damos cuenta que existe gente muy buena en este país, que está haciendo patria luchando por el desarrollo de las país", dijo De Kriete.

"Cada inauguración, cada premiación, cada momento de hacer un cambio, de llegar a entregar un pozo, de construir viviendas... cada uno de esos momentos nos reafirma que vamos por buen camino, que lo que estamos haciendo sí llega a las personas más necesitadas", afirmó la directora ejecutiva.

Kriete asegura que las organizaciones que ganan en las galas tienen un antes y un después; primero, por toda la cobertura que se les da a estas instituciones, que no tienen presupuestos para publicidad, y segundo, por el tema de los fondos, que les sirven ya sea para comprar equipos, construir o fortalecer sus programas.

Es un galardón a la excelencia. El objetivo del premio es realzar el trabajo de las instituciones no gubernamentales, darles un aporte económico y acompañarlas y ver que cumplan con los programas.

Este año se buscará darle mucho más realce a los 35 ganadores que el premio ha tenido a lo largo de una década de impacto y consolidación.

Este día la fundación dará a conocer todas las bases para poder participar y reconocer públicamente la labor de 10 instituciones finalistas.

Por ello convocará a las ONG para participar en la competencia 2015. Ellas tendrán la oportunidad de convertirse en ganadores.

Durante esta décima convocatoria, la Fundación realizará cuatro reuniones informativas para las ONG que deseen participar y el 26 de marzo se recibirán los formularios de proyectos participantes.

Para más información, puede consultar el sitio web de la fundación www.fundaciongloriadekriete.org.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación