Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Fundación Edificando Vidas prepara quinta gala “Arte, Moda y Cáncer”

 La gala se realizará el martes 6 de octubre a beneficio de fundación Edificando Vidas

Eduardo Matheu, de 90 Grados Estilistas; Fernando Vilanova, fotógrafo; Marcella Carrillo, de Edificando Vidas; Lou Escamilla, de Manifesto; y Luz Elena Huezo, de Luzelena Make Up Studio.

Eduardo Matheu, de 90 Grados Estilistas; Fernando Vilanova, fotógrafo; Marcella Carrillo, de Edificando Vidas; Lou Escamilla, de Manifesto; y Luz Elena Huezo, de Luzelena Make Up Studio. | Foto por Huber Rosales

Eduardo Matheu, de 90 Grados Estilistas; Fernando Vilanova, fotógrafo; Marcella Carrillo, de Edificando Vidas; Lou Escamilla, de Manifesto; y Luz Elena Huezo, de Luzelena Make Up Studio.

Fundación Edificando Vidas inicia su campaña de educación, prevención, y concienciación sobre el cáncer de seno, con la gala “Arte, Moda y Cáncer” en su quinta edición.

Se desarrollará a beneficio de pacientes con cáncer de seno, un desfile de moda en el que participan 14 mujeres sobrevivientes de este padecimiento.

El evento se realizará el  martes 6 de octubre en el hotel Crowne Plaza, a las 7:00 p.m., y las tarjetas estarán a la venta en 90 Grados Estilista, Pórtico, en las oficinas de la fundación, y con los voluntarios de la institución. La donación es de $25 por tarjeta.

“Nos sentimos emocionados de poder anunciar la quinta gala...porque es la única pasarela de modas del continente americano que busca elevar la auto estima de las pacientes y sobrevivientes de cáncer de seno,” comentó Marcela Carrillo, presidenta de la fundación Edificando Vidas, y sobreviviente de cáncer. 

La actividad se realiza con el fin de recaudar fondos dirigidos a beneficiar a pacientes que atiende la fundación en diferentes áreas y etapas del padecimiento, con ayuda sicológica, nutricional, espiritual y emocional.

Talento altruista
Otro de los participantes es Fernando Vilanova, fotógrafo profesional, quien realizará una sesión fotográfica en la que plasmará las mejores imágenes de las modelos de la gala en la agenda 2015, denominada “¡Amor...la única cura para el cáncer!.”
Dicho trabajo estará expuesto el día del evento.

Eduardo Matheu es otro talento que se une a la causa para embellecer a las modelos de la pasarela, y a la vez realiza el lanzamiento de la pulsera denominada #Esperanza, creada por Carlos Olivo.

El diseño está elaborado con cristales, detalles de hilo y metal, la cual está a la venta en diferentes puntos que serán identificados con un afiche publicitario. La venta de las pulseras también es a beneficio de la fundación y el costo es de 25 dólares.

Dos personas más que se unen a la gala de beneficencia son Lou Escamilla, de la boutique Manifesto, quien proporcionará los diseños para el desfile; y Luz Elena Huezo, de Luzelena Make Up Studio; quien ayudará con el maquillaje de las modelos.

A esta campaña también se unen instituciones, empresas, y personalidades reconocidas, las cuales se comprometen con la causa, entre ellas hotel Crowne Plaza, Almacenes Simán, Escuela de Comunicación Mónica Herrera, Centro Internacional del Cáncer, Hospital de Diagnóstico, Brito Mejía Peña, Electrolab Medic, Laboratorios Vijosa, Lichi Rusconi y Maggie Cortez. 

Edificando Vidas
Karla Arguello es una paciente de cáncer que ha vivido este padecimiento durante ocho años. Ella comenta que la fundación la ha acompañado durante todo su tratamiento.

“Soy sobreviviente de cáncer, tengo 42 años, y me diagnosticaron la enfermedad a los 36; en ese momento en el que me diagnosticaron el grado de cáncer, y que posiblemente ya no tenía cura, porque era grado tres con metástasis, fue como inició todo este proceso de tratamiento, ocho ciclos de quimioterapia, 25 radioterapias”, explica. 

Agrega que “mis pulmones colapsaron, y en todo este proceso la fundación siempre estuvo a mi lado, desde mi primer cirugía. Marcela Carrillo, que es otra sobreviviente, ha estado conmigo, y no solo es un apoyo sicológico, ella estuvo con mi familia durante las 22 cirugías,” explica.

Agrega que cuando estuvo fuera de casa muchas veces por las cirugías fueron momentos muy difíciles, pero la fundación siempre ha estado a su lado y con su familia.

La entidad se encargaban a veces hasta de llevar víveres a su casa, compartir momentos de un día más en su vida.

La misión de la fundación también es llevar ayuda espiritual a los pacientes con este padecimiento, además de consejería, entre otras actividades.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación