Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Fudem trabaja por mejorar la salud visual en el país

Esta fundación que celebró sus 20 años de existencia está comprometida en cambiar la vida de los salvadoreños de escasos recursos

Fudem trabaja por mejorar la salud visual en el país

Fudem trabaja por mejorar la salud visual en el país

Fudem trabaja por mejorar la salud visual en el país

Hasta finales de 2012, más de un millón 600 mil salvadoreños fueron beneficiados con los servicios de la Fundación Salvadoreña para el Desarrollo de la Mujer (Fudem).

Esta organización sin fines de lucro ha venido trabajando por darle al país una mejor salud visual.

Este proyecto inicio en 1989, cuando un grupo de mujeres empresarias tuvo la firme convicción de ayudar a la mujer salvadoreña, en situación de pobreza.

Al poco tiempo se dieron cuenta que uno de los principales problemas que tenían las beneficiarias era el acceso a la salud, principalmente salud visual, tanto de ellas como de sus familias.

Fue así como a partir de 1992 decidieron enfocarse en la atención de salud visual a los salvadoreños.

"Recuerdo que iniciamos con un oftalmólogo, con lentes usados que nos donaban organizaciones amigas, cuando salíamos a campaña fuera de San Salvador, muy temprano cargábamos los pick up con las cajas de lentes, con más ilusiones que recursos", detalló la presidenta de la Fudem, Carmen Elena de Palomo.

Desde entonces, han ido ganándose la confianza de los donantes y organizaciones amigas que les los han ayudado a crecer, para llevar una mejor atención y servicios a sus pacientes.

De acuerdo a Palomo, por ser una fundación privada sin fines de lucro, les lleva a ser cuidadosos e invertir con sabiduría cada centavo que les confían, algo que debe reflejarse en mejoras para sus pacientes.

"Es una gran satisfacción y alegría, ver cómo aumenta el número de pacientes que atendemos en la fundación, porque es grande la necesidad y sé que estamos ayudando a alguien que lo necesita y que confía en nosotros, porque conoce nuestros servicios", dijo la presidenta.

Según Palomo, la evolución les ha permitido crecer y servir a más personas : "Hemos ido tomando diferentes decisiones, la que cada vez nos permiten ser más eficientes y poder subsidiar más," dice.

Actualmente Fudem es una familia de 200 personas entre personal técnico, oftalmólogos y optómetras que trabajan para atender a más de mil personas cada día, que les visitan en busca de ayuda con sus problemas visuales.

En 20 años han logrado expandir sus servicios a diferentes regiones del país, cuentan con cuatro centros de salud visual ubicados en la Col. Flor Blanca, Soyapango, San Miguel y Santa Ana.

Recientemente la entidad también inauguró la Unidad de Rehabilitación Visual para las personas que tienen baja visión, a fin de ayudar aquellas personas que pueden ver muy poco y no pueden mejorar ni con tratamiento, cirugía o lentes.

"Les enseñamos a que puedan ser más independientes en su vida cotidiana, les instruimos en el uso de instrumentos y técnicas para que realicen ciertas actividades y les acompañamos con ayuda psicológica para que mejoran su auto estima", explicó Palomo.

También cuentan con la óptica y boutique, donde a través de una gran diversidad de aros y lentes, se brinda una solución inmediata a los pacientes para corregir la visión.

Salud en cada rincón

El acceso a la salud y las largas distancias no han sido una barrera para esta institución.

Fudem cuenta con unidades móviles que se trasladan hacia barrios, cantones y caseríos de difícil acceso, en todo el país, para llevarles los servicios oftalmológicos a toda la población, sobre todo a las más vulnerables.

Cada mañana dos equipos de la fundación salen desde muy temprano y con los instrumentos necesarios para brindar la consulta y acercar las soluciones a quienes por su condición económica a veces nunca ha pasado una consulta con un médico oftalmólogo y desconoce la situación de su salud visual.

De esta manera han logrado ayudar a personas con problemas severos de la vista y darles una oportunidad para mejorar su salud.

Sus programas

Entre sus iniciativas se encuentra" El Salvador con Visión" por medio del cual se realizan más de mil cirugías de cataratas gratis cada año.

"Algunos de ellos (pacientes beneficiados), no pueden contener las lágrimas, cuando regresan el siguiente día de la cirugía, y como un milagro vuelven a ver… esto nos hace querer continuar sirviendo cada día", declaró Palomo al indicar que "nuestro equipo se dedica a realizar operaciones que le devuelven la vista a muchas personas, mejorando su calidad de vida.

La catarata es la principal causa de ceguera en el mundo, según la OMS la padecen 18 millones de personas arriba de los 50 años. En Latinoamérica el 66% de las personas ciegas es por causa de este problema.

"Nuestro equipo se dedica a realizar operaciones que le devuelven la vista a muchas personas, mejorando su calidad de vida", añade la presidenta.

Otro de sus programas, es "Ventanitas de Luz", con el cual se beneficia a niños que estudian en escuelas públicas a nivel nacional, brindándoles la consulta y lentes de forma gratuita.

Según las estadísticas de la fundación, el 10 por ciento de los alumnos examinados en el último año, presenta un problema de vicios de refracción.

De acuerdo a la presidenta de la institución, los problemas visuales son una de las principales causas de deserción escolar y muchas veces se confunde con problemas de aprendizaje, al desconocer la causa de su limitada visión, el niño pierde la motivación y decide que no quiere continuar con sus estudios. "Eso es lo que queremos evitar en Fudem, que ese niño trunque sus sueños, su futuro por no tener un par de lentes", dijo.

Ahora por medio de esta iniciativa también se ha beneficia a los maestros que pueden enseñar de una mejor manera a los estudiantes.

Por otra parte, junto a la Fundación Gloria de Kriete desarrollan en programa "Cambiando Vidas", el cual está enfocado en ayudar a niños que padecen de estrabismo, un problema visual que causa además de problemas de visión y estéticos, porque presentan ojos desviados, pena y baja auto estima, al ser objetos de burla en la escuela y en su comunidad.

Fudem cuenta con médicos especialistas en este problema, que después de realizar los exámenes visuales, deciden si el niño es candidato a una cirugía que corregirá su problema.

" Lo mejor de todo es que hemos ayudado a que este niño tenga una vida normal", afirmó la presidenta.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación