Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Frontera Las Chinamas cerrada por puente dañado

Dos losas se arruinaron. Tráfico es desviado a fronteras La Hachadura y San Cristóbal

Aunque los daños se encuentran del lado de Guatemala, miembros del Fovial llegaron para verificar la situación. Foto EDH / Roberto Díaz Zambrano

Aunque los daños se encuentran del lado de Guatemala, miembros del Fovial llegaron para verificar la situación. Foto EDH / Roberto Díaz Zambrano

Aunque los daños se encuentran del lado de Guatemala, miembros del Fovial llegaron para verificar la situación. Foto EDH / Roberto Díaz Zambrano

AHUACHAPÁN. El paso en el puente El Jobo, en la frontera del mismo nombre, en el cantón Las Chinamas, de Ahuachapán, estará cerrado durante dos semanas luego que el jueves a las 9:00 de la noche dos losas de concreto que conforman la superficie de rodadura, cedieron cuando un camión pasaba por el sitio, en el lado de Guatemala.

El director del Centro de Operaciones de Emergencias y encargado de puentes del Ministerio de Obras Públicas (MOP), Julio Moreno, dijo que el hecho ocurrió cuando un camión con verduras se dirigía hacia El Salvador.

Por el puente sólo está permitido vehículos con un peso o carga de un máximo de ocho toneladas; pero, el camión con placas guatemaltecas llevaba veinte, dijo Moreno.

"El camión patinó y quebró dos losas del lado de Guatemala y se abrió un canal en el puente y nadie puede pasar", agregó.

Aparentemente, del lado guatemalteco no verificaron la capacidad del vehículo.

Las losas y el pavimento en el puente ya presentaban daños; y las dos que se fracturaron no soportaron el peso que llevaba el camión.

Moreno dijo que debido a la gravedad de la situación se comunicaron con las autoridades guatemaltecas.

Explicó que los trabajos que realizará el gobierno de Guatemala será la colocación da una plancha de concreto para unir nuevamente el puente; pues, las dos estructuras están apunto de caer al río Paz.

Cada losa mide 6.20 metros de largo y 1.10 de ancho. Están colocadas de forma transversal en el puente.

Los trabajos durarán dos semanas, aunque no revelaron la inversión a realizar.

Cuando habiliten nuevamente el paso sólo permitirán vehículos de tres toneladas a una velocidad de diez kilómetros por hora. Además, deberá de circular en el puente, un vehículo.

Comerciantes, transportistas y turistas prevén que el tiempo que tardarán las autoridades guatemaltecas para reparar el puente generará fuertes pérdidas económicas.

Por ello, pidieron que sea reparado antes del tiempo establecido.

Son cerca de 5,000 vehículos los que utilizan cada día esta frontera; entre ellos hay unos 36 buses que transportan a turistas o personas que viajan a Guatemala o El Salvador para hacer negocios.

El alcalde de Jalpatagua, Eduardo García, llegó al lugar para verificar los daños.

Dijo que también ha pedido a las autoridades guatemaltecas encargadas en las obras que las agilicen.

El paso peatonal no ha sido restringido por el momento. Sin embargo, los vehículos con carga están siendo desviados hacia la frontera La Hachadura, en San Francisco Menéndez; y los que transportan turistas y autos particulares deberán circular por San Cristóbal, en Santa Ana.

Ayer, fuentes del Fondo de Conservación Vial (Fovial) dijeron que están analizando otras vías alternas para llegar hacia Guatemala. Una de ellas podría ser la calle que va desde Chalchuapa, vía cantón El Coco hacia el vecino país.

Sin embargo, esa arteria es de tierra a pesar de que han habido ofrecimientos para pavimentarla.

"Nosotros tenemos tiempo para realizar los recorridos entre Guatemala y El Salvador. Ahora tendremos que modificarlos debido a que deberemos usar otras fronteras ", dijo Carlos Hernández, conductor de uno de los buses internacionales.

El Diario de Hoy publicó el 26 de mayo de este año una página donde se exponía el mal estado de la superficie de rodadura del puente debido a la falta de mantenimiento.

Este fue inaugurado el 12 de febrero de 1950 y reparado hasta 1994 tras sufrir algunos daños.

Durante 44 años, la estructura tuvo que soportar un fuerte flujo vehicular hasta que fue reparado a mediados de los años noventa.

En ese entonces, ya se preveía restricciones al paso vehicular tal como pretenden hacerlo cuando coloquen la plancha de concreto.

Pero esas recomendaciones no fueron cumplidas, criticaron algunas personas.

Reparar el puente supone un proceso difícil porque es considerado como Patrimonio Cultura de Guatemala.

Moreno explicó que hay un proceso entre ambos países para contratar a un consultor que se encargue de realizar un estudio que determine cómo se puede reforzar la estructura sin cambiar su arquitectura original. Pero aún no hay fecha para eso.

"Es un puente colgante; esas losas transversales son unidas y presionadas por cinco cables. Con el pasar del tiempo esos cables perdieron su vida útil", dijo el representante del MOP.

El Fovial invirtió a inicios de julio de este año $ 11 mil para colocar pavimento y reparar algunas losas de concreto. Pero esto sólo fue del lado salvadoreño por lo que la parte que le corresponde a Guatemala continuó dañada.

En la publicación también se consignó que la situación era peor, ya que fuentes del MOP confirmaron que no tienen registros históricos ni los planos del puente para determinar su estado, lo que hace que no se conozca con exactitud la capacidad de carga de la infraestructura.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación