Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Fovial sin reparar los bolardos en Sonsonate

Fovial contempla hacerlo hasta el próximo año

Los postes fueron dañados por vehículos que han chocado contra ellos. Foto EDH/ cristian Díaz

Los postes fueron dañados por vehículos que han chocado contra ellos. Foto EDH/ cristian Díaz

Los postes fueron dañados por vehículos que han chocado contra ellos. Foto EDH/ cristian Díaz

SONSONATE. Al menos 13 bolardos (postes pequeños) situados en el bulevar Las Palmeras y avenida Pedro Oidor Ramírez de Quiñónez, Sonsonate, están derribados, sin que el Fondo de Conservación Vial (Fovial) tenga un plan a corto plazo para reponerlos.

Unos mojones fueron botados por vehículos que los chocaron, otros han sido arrastrados cerca de cinco metros de su sitio original y algunos han sido movidos porque son considerados "estorbos" en la vía, ya que reducen el espacio disponible para que los vehículos circulen.

Algunos automovilistas piden al Fovial que los repare, pero hay quienes exigen que los eliminen, porque en una emergencia solo cuentan con una distancia de 50 metros para reducir velocidad.

Reacciones

Alejandro Rivera, quien labora en un taller automotriz de la zona, expresó su inconformidad con esas estructuras, porque provocan accidentes de tránsito debido al reducido espacio para la circulación de vehículos entre la calzada y el hombro de la transitada vía sonsonateca.

Agregó que si Fovial no elimina dichas estructuras, al menos debería de reparar las que están dañadas para evitar percances automovilísticos, que puedan provocar la muerte de conductores, peatones y ciclistas.

"No sé qué tan funcionales son esas cosas porque hay vehículos que han ido a colisionar en los bolardos, que si no estuvieran, los conductores hubieran tenido más espacio para maniobrar. En esos casos nadie les responde por los daños en los carros", razonó Rivera.

Fovial informó, a través de un correo electrónico, que estos dispositivos buscan brindar seguridad al peatón y a los ciclistas, así como disminuir la cantidad de accidentes ocasionados por el irrespeto de furgones y otra clase de vehículos pesados y livianos que se estacionan en los derechos de vía.

Sobre su reparación o sustitución la institución, dependencia del Ministerio de Obras Públicas (MOP), expresó que está contemplada dentro del programa de mantenimiento rutinario del próximo año. Sin embargo, no especificó una fecha exacta de cuándo podrían iniciar dichas obras, ni el costo aproximado de cada una de estas estructuras de concreto.

"Fovial pide respeto y denuncia la práctica de personas que inescrupulosamente se han dedicado al daño, robo de materiales y elementos de seguridad en diversos proyectos que desarrolla para beneficio de la ciudadanía", consignó a este rotativo la entidad, al reconocer que algunos de los objetos han sido movidos de sus sitios, sin causa.

Una conductora sonsonateca, Angélica Clemente, reconoció la importancia que tienen estos separadores en la vía; pero, criticó que la entidad encargada de su mantenimiento no lo haga.

Sin precisar, dijo que hay bolardos que tienen varios meses de estar derribados y que en esa condición no se visualizan, principalmente en las noches, pese a que cuentan con material reflectivo.

En la avenida Pedro Oidor Ramírez de Quiñónez fueron colocados, en 2012, 94 de estos objetos, con una inversión de 40 mil dólares.

La instalación de estos se enmarcó en la pavimentación de 4.9 kilómetros que realizó el Fovial entre octubre de 2011 y marzo de 2012. En ese entonces, invirtió 1.8 millones de dólares para mejorar una de las principales vías de la ciudad por la que circulan a diario un promedio de 25,000 vehículos.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación