Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Fiestas agostinas de antaño

Las fiestas patronales en honor al Divino Salvador del Mundo, desde siempre se han realizado con mucho fervor. Tanto las actividades religiosas como los diferentes desfiles y las ruedas han sido parte de la celebración.

1970. Centenares de católicos durante el acto de transfiguración del Divino Salvador del Mundo.

1970. Centenares de católicos durante el acto de transfiguración del Divino Salvador del Mundo. | Foto por Archivo

1970. Centenares de católicos durante el acto de transfiguración del Divino Salvador del Mundo.

A través de los años, las tradicionales fiestas en honor al Divino Salvador del Mundo se han celebrado con mucha alegría en diversos puntos de la capital, y cada 5 de agosto, lo más esperado de la transfiguración es la vestimenta del patrono, y el diseño del carro o anda.

Hasta 1993 la procesión recorría las calles desde la iglesia El Calvario hasta la Plaza de Armas, hoy conocido como Parque Libertad, y era donde se realizaba la transfiguración, para luego ser llevado  hasta Catedral Metropolitana, y era tarea de los bomberos el bajar la imagen, mientras que un grupo de personas eran las que lo colocaban de nuevo dentro de Catedral.

La iglesia El Calvario, en la topografía antigua de San Salvador, se encuentra en una calle inclinada hacia el Parque Libertad, y es por esto que era conocido como la “Bajada del Divino Salvador”.

Luego, todos los capitalinos seguían la tradición de ir al campo de la feria para celebrar, y las tradicionales “ruedas” eran colocadas donde ahora se le conoce como Plaza 14 de julio.

Cambio en el recorrido
Después de 1963, el Arzobispo, Monseñor Luis Chávez y González, decide que, para que el recorrido de la procesión fuera más largo, la salida fuera desde la Basílica del Sagrado Corazón, ubicada en la Calle Arce, que es de donde actualmente sale, hasta la Plaza de Armas (Parque Libertad).

Al realizar este cambio a muchos no les pareció y fue como promesa al Divino Salvador visitar el Calvario durante la mañana antes de la transfiguración. 

Antes la altura del anda de la procesión, tenía entre 17  a 20 metros de altura, pero luego con la colocación de semáforos  tuvieron que reducirlo.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación