Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Favorecen a gente de zona rural de El Congo con una jornada médica

La ayuda gratuita fue brindada por la ONG canadiense Speroway por cuarto año consecutivo

Las personas beneficiadas con la jornada médica en El Congo tuvieron acceso a consultas generales y odontológicas. Foto EDH / Mauricio Guevara

Las personas beneficiadas con la jornada médica en El Congo tuvieron acceso a consultas generales y odontológicas. Foto EDH / Mauricio Guevara

Las personas beneficiadas con la jornada médica en El Congo tuvieron acceso a consultas generales y odontológicas. Foto EDH / Mauricio Guevara

SANTA ANA. Las instalaciones del centro escolar Monte Bello, en El Congo, no dieron abasto para atender a las personas que acudieron a una jornada médica gracias a la labor humanitaria de la organización no gubernamental canadiense Speroway, gestionada por la alcaldía de la localidad.

Habitantes de los ocho cantones del municipio llegaron desde muy temprano para recibir asistencia médica, que se brinda en la zona por cuarto año consecutivo.

Los servicios que se ofrecieron fueron consulta general, odontología y oftalmología.

El evento, que inició a las ocho de la mañana y culminó a las tres de la tarde, favoreció a 1,500 personas.

"Nosotros hacemos un diagnóstico de las comunidades con más necesidades de atención médica y ahí es donde vamos", manifestó el presidente de Speroway, Ken Dick.

La delegación canadiense estuvo formada por 40 médicos generales, seis especialistas y 17 traductores.

Además de la consulta y entrega de medicamentos gratuita también se obsequió juguetes para los niños, ropa y víveres.

Asimismo a las personas que recibieron consulta oftalmológica se les entregaron lentes, según su necesidad.

"Las familias han respondido al llamado y están satisfechas con el trabajo que estamos haciendo", dijo Dick.

Debido a la gran cantidad de personas fue necesario habilitar una iglesia y un campo de fútbol aledaños al centro escolar para poder atenderlos a todos.

Las opiniones

Los favorecidos aseguraron que tenían mucho tiempo de no realizarse un chequeo médico debido a la falta de recursos económicos para viajar hasta un centro de salud.

Una de las personas beneficiadas fue Yeni Arreola, quien llegó con su hijo en brazos para recibir consulta.

Ella buscó la ayuda médica por un dolor de cabeza y por una alergia de su bebé.

"Yo vine antes de las siete de la mañana, pero valió la pena la espera porque nos han tratado muy bien y nos han dado el medicamento que necesitamos", manifestó Arreola.

Mientras que Reina Cortez llegó desde el cantón La Presa para realizarse un chequeo general.

La mujer también destacó el aporte que la organización realizó con la entrega de víveres.

"Para nosotros esto es muy bueno porque nos han dado medicinas y comidita. Con esto ayudan a los que somos más pobres", indicó.

La jornada fue coordinada por la alcaldía de la localidad, que hizo las gestiones necesarias para que esta ayuda fuera posible.

"Todos los doctores que andan aquí han dado su tiempo voluntario para venir a atender a nuestra población necesitada", explicó el alcalde de la localidad, Edwin Parada.

Entre las atenciones más comunes que se brindaron estuvieron las enfermedades respiratorias agudas, problemas musculares y atención odontológica.

La mayor parte de los pacientes fueron adultos mayores, en su mayoría amas de casa y campesinos, así como también niños menores de 10 años.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación