Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Familias se niegan a salir de cercanías de volcán, pese a la alerta por vaguada

Las tormentas del martes provocaron deslaves que alcanzaron dos viviendas

Así lucía ayer uno de los reservorios ubicados en cantón El Carreto de San Miguel. fotos edh / carlos segovia

Así lucía ayer uno de los reservorios ubicados en cantón El Carreto de San Miguel. fotos edh / carlos segovia

Así lucía ayer uno de los reservorios ubicados en cantón El Carreto de San Miguel. fotos edh / carlos segovia

Las autoridades de Protección Civil alertaron, la tarde del martes, sobre lluvias de moderadas a intensas que caerían en los próximos días, razón por la que han activado los comités de emergencia en la zona del volcán Chaparrastique.

Ricardo Canales, director de Protección Civil Departamental, confirmó que debido al pronóstico de tormentas, tomaron la decisión de evacuar familias.

Confirmó que las familias en peligro se niegan a salir y advierte que quien se quede en la zona, lo hará bajo su propio riesgo.

Eso porque desde la semana anterior, en comunidades como La Piedrita, tras una fuerte tormenta, varias casas fueron anegadas de lodo y piedra que bajaron por uno de los cauces del coloso.

Canales advirtió que la evacuación es preventiva y que tienen listos albergues en Chinameca.

El funcionario dijo que con las tormentas de la noche del martes, al menos dos viviendas fueron alcanzadas por la correntada, sin víctimas que lamentar.

"Los deslaves fueron en La Piedrita y tememos que siga bajando material y afectando más casas, por eso estamos pendientes", aseguró.

Ante ello, la Comisión Departamental de Protección Civil confirmó que ya tienen listos los lugares de albergue en caso de evacuación de más de mil 100 familias que residen en comunidades consideradas de riesgo por deslizamientos.

Entre las comunidades vulnerables están La Piedrita, La Morita, Piedra Azul, Lotificación Hércules y cantón El Carreto en las jurisdicciones de Chinameca, San Jorge, San Rafael Oriente y San Miguel.

Ayer, maquinaria del Ministerio de Obras Públicas (MOP) trabajaba en la limpieza de uno de los reservorios más grandes que se han hecho en el volcán. Se ubica en cantón El Carreto.

Las labores de limpieza comenzaron ayer, pues en días anteriores, pese a que las obras de mitigación están saturadas de material volcánico, no habían podido hacerlo, debido a lo flojo del terreno.

Precisamente, la saturación de los diques en los que se capta el material suelto que baja de la parte alta con cada tormenta, era una de las situaciones que preocupaba a las autoridades.

Temen que en caso de que las lluvias se extiendan por mucho tiempo, sean fuertes y los reservorios estén saturados, el material baje hasta las comunidades en riesgo.

Con las tormentas del viernes y sábado , los diques se llenaron y la calle que conecta la vía Panamericana con cantón Conacastal presentó problemas a raíz de los deslaves.

Hubo tramos en los que el tráfico fue lento, debido a la saturación de piedra volcánica en la vía.

Según vecinos, el fin de semana los reservorios se llenaron y como consecuencia, durante todo el domingo, el que se ubica en las cercanías del parque Placitas, pasó emanando agua, pues tenía una pequeña ruptura.

"Siempre que llueve se llena de lodo y piedra la calle, pero hoy es más. Mire la cantidad de agua que está bajando porque los reservorios están topados", dijo María Morales, una de las vecinas del cantón El Carreto en San Miguel.

Las autoridades piden a las familias que residen en las zona de riesgo acatar recomendaciones y dejar las viviendas, al menos, mientras pasa la vaguada.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación