Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Familiares despiden al Ing. Mario Enrique Argueta

b Falleció el pasado sábado a los 90 años de edad

Sus hijos le dijeron un "hasta pronto" a su padre. foto edh / lissette monterrosa

Sus hijos le dijeron un "hasta pronto" a su padre. foto edh / lissette monterrosa

Sus hijos le dijeron un \"hasta pronto\" a su padre. foto edh / lissette monterrosa

Hijos, familiares y amigos de Don Mario Argueta Melara le dieron un "hasta pronto" con una misa de cuerpo presente que se llevó a cabo en Montelena ayer.

La ceremonia fue oficiada por el obispo castrense, Monseñor Fabio Colindres, quién describió al ingeniero Argueta como una persona alegre, con un corazón lleno de bondad.

"Tenía un carisma amable y una sonrisa placentera, era una persona llena de amor para sus hijos y sus nietos", comentó Colindres.

Fue una concurrida ceremonia a la que asistieron miembros de la Corte Suprema de Justicia, diputados de la Asamblea Legislativa, familiares y amigos de la familia.

El ingeniero Argueta falleció a los 90 años, el pasado sábado por la tarde a causa de un paro cardíaco, provocado por una prolongada enfermedad renal.

Carlos Mejía, uno de los amigos de la familia comenta que tuvo la dicha de compartir con Don Mario en la junta directiva del Colegio García Flamenco y en los últimos años se habían venido reuniendo parara conversar sobre sus conocimientos.

Según Mejía, recuerda a Don Mario como una persona de buenos principios, un buen hombre, correcto, y respetuoso de las leyes.

"Fue un hombre de mucha fe y con un alto sentido de humanidad además de alta experiencia profesional y empresarial", comentó Mejía.

Los amigos y familiares lo recuerdan por su buen sentido del humor.

Su vida.

Don Mario Argueta nació el 15 de julio de 1922, hijo de Eusebio Argueta y Doña Soledad Melara de Argueta.

Realizó sus estudios en el Liceo Salvadoreño y en el Louisiana State University, dónde obtuvo su título como ingeniero agrónomo.

Se casó con Doña Dora Manzano de Argueta con quién procreó seis hijos.

Su sabiduría le permitió convertirse en asesor de presidentes como Arturo Molina y Álvaro Magaña, así como del coronel Adalberto Rivera, en todos los temas respectivos en el sector agropecuario y la banca.

Fue reconocido también como empresario de la ganadería y también en la producción de algodón.

En cuanto a su vida familiar, su hijo mayor, Mario Argueta Manzano dice que recuerda a su padre como un hombre trabajador y entregado, amoroso a su familia.

Según Argueta su padre era un hombre de muchos valores, estaba muy arraigado a principios.

Don Mario, era uno de los miembros de la junta directiva del Colegio García Flamenco, también fue miembro activo de diversas organizaciones de beneficencia como la Orden de Malta.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación