Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Falta de voluntad afecta orden vial en cabeceras Ote.

VMT acepta que hace falta trabajo en materia vial

La 2a. Calle Oriente, en el centro de San Miguel, es una de las de mayor circulación vial y de saturación de ventas a orillas de la vía. No hay comunicación entre edil y el VMT foto edh / archivo

La 2a. Calle Oriente, en el centro de San Miguel, es una de las de mayor circulación vial y de saturación de ventas a orillas de la vía....

La 2a. Calle Oriente, en el centro de San Miguel, es una de las de mayor circulación vial y de saturación de ventas a orillas de la vía. No hay comunicación entre edil y el VMT foto edh / archivo

ORIENTE. Las autoridades del Viceministerio de Transporte (VMT) y del Ministerio de Obras Públicas (MOP) tienen tareas que resolver en la actual gestión gubernamental, deudas heredadas de la saliente administración de Mauricio Funes.

Esas deudas son la falta de orden vial en las cabeceras de la zona oriental, por parte de Transporte, mientras que el MOP aún debe finalizar obras pendientes en la ampliación de la entrada a la ciudad de San Miguel.

El VMT, después de reuniones, planificación, estudios y tras varios intentos por ordenar las ciudades de San Miguel, Usulután, La Unión y Morazán, no logró resolver los problemas en las cabeceras de oriente.

La evidente falta de comunicación de las autoridades edilicias con las del VMT podría ser una de las razones que no ha permitido avanzar en esa materia.

Muestra de ello es que en San Miguel, ese tema está estancado porque Gaspar Portillo, jefe del VMT, y Wilfredo Salgado, alcalde de la localidad, no se han reunido para abordar el tema.

Por eso, según Portillo, el Viceministerio hace sus propios esfuerzos, aunque el avance sea mínimo en esa cabecera.

"Desgraciadamente hasta hoy no hemos tenido ningún tipo de coordinación para ordenar la ciudad de San Miguel", declaró Portillo.

Agregó que esperan, en algún momento, lograr alguna coordinación, pues están consciente de que es necesario ordenar la ciudad.

"Nosotros haremos lo que nos compete hacer para ordenar y la alcaldía deberá resolver lo que le corresponda", señaló el funcionario.

El alcalde Wilfredo Salgado siempre ha mantenido que no hará labor alguna para ordenar la ciudad.

Su argumento es que la vez que lo intentó, el VMT lo dejó solo y lo único que consiguió fue pelearse con los vendedores informales que se resistieron a moverse a otras zonas de la ciudad con sus ventas.

Pese a ello, Portillo señala avances en materia de orden vial y parte de ello es el cambio de señalización en la ciudad, ya que la mayoría estaba dañada, fue hurtada o era obsoleta.

Además, mencionó los cambios de sentido y señalización en la entrada principal de la ciudad, que ahora permiten un acceso más rápido para quienes visitan la cabecera.

En Usulután, una de las cabeceras más grandes de la zona, tampoco hay mucho avance, a pesar que allí el esfuerzo de la comuna es considerable y la coordinación con el VMT ha sido coherente.

En la municipalidad hicieron sus propuestas al VMT para hacer algunos cambios elementales y llevar orden a la ciudad.

Además, han trabajado en ordenar las ventas ambulantes, aunque aún no concretan el objetivo.

El jefe edilicio, Francisco Meardi, indicó que "ya tenemos planteados los nuevo recorridos para el transporte público para que dejen de circular por el centro originando tráfico pesado y se tomen otras vías alternas".

Agregó que, incluso, sostuvieron pláticas con el director del VMT a nivel central y que este les dio el aval para que, cuando tuvieran todo el diseño, lo enviaran para que fuera aprobado; sin embargo, hasta ahora siguen en la espera de hacer esos cambios.

Meardi aseguró que ya habían conversado con los transportistas de la ciudad y ellos estaban de acuerdo con el nuevo recorrido, pues en el caso de los buses urbanos tendrían su parada en la colonia Leiva, frente al mercado número cinco, para salir por el baipás.

Entre los planes de la comuna está poder ejecutar los cambios necesarios para ordenar la ciudad en este año; no obstante, para el jefe del VMT en oriente esto no podrá ser porque los avances son pocos.

"Hemos tenido ciertas pláticas con el señor alcalde porque hay voluntad ahí; sin embargo, es poco lo que hemos avanzado, lo único que hemos inspeccionado son los ejes preferenciales y se busca darles condiciones", acotó Portillo.

El segundo paso será señalizar la ciudad, agregó, porque la que ahora tienen en Usulután es poca, está dañada y necesitan algunos cambios en varias de las vías.

Además, revisarán la posición de las terminales de la ciudad para hacer los ajustes necesarios.

"Debemos ordenar el transporte de pasajeros urbano e interdepartamental, esta será la última etapa del plan de ordenamiento en Usulután", acotó el funcionario del VMT.

Según Portillo, el tema de ordenamiento en la región oriental no es fácil porque hay ciudades donde el desorden ha imperado por años y la poca señalización ha facilitado que empeore.

Por ello aseguró que llevan un proceso largo, pero que hay trabajo avanzado en algunas ciudades.

En el caso de la cabecera morazánica, a inicios del año las autoridades de la localidad, junto al VMT, realizaron algunas acciones concretas que luego se vieron frustradas.

La comuna quitó a un promedio de 90 vendedores informales que ofrecía sus productos en la Avenida Morazán, para que el VMT la señalizara y esa fuera la ruta para el paso del transporte público.

Pero después de un mes, cuando las autoridades del VMT no señalizaron, los comerciantes retornaron a sus puestos y el alcalde, Calixto Hernández Gómez, indicó que era responsabilidad del VMT el desorden de la ciudad por no cumplir con la parte que le correspondía.

"Se esperó un mes para que el VMT señalizara pero los vendedores, al ver que no hacían nada, regresaron y yo no voy a estar sacando la gente de gusto", explicó el munícipe.

Portillo enfatizó que en ese caso, ellos presentaron el estudio a la central y estaban a la espera de asignar a una empresa para que pudiera señalizar, y se escudó en que es un proceso que se lleva tiempo.

Para el edil lo que hubo fue falta de voluntad de las autoridades porque la comuna. Incluso, ofreció la pintura para que se hiciera la señalización, pero estos no lo hicieron.

Por ahora el desorden de las ventas y la poca señalización son un problema sin resolver en San Francisco Gotera.

En el caso de La Unión, las autoridades del VMT desarrollan un estudio para señalizar y ordenar la localidad; pero el avancen en el proyecto es mínimo.

Para el MOP, una de las tareas pendientes es la ampliación del puente Ochoa, en la entrada a la cabecera de San Miguel.

Según las autoridades, se planeaba entregar la ampliación de esa estructura al mismo tiempo que el puente Hirleman, a finales de 2013.

No obstante, ya pasó medio año y en ese puente aún no hay trabajos de ampliación a cuatro carriles , por lo que en dicho sector, de forma brusca, la vía se vuelve a dos carriles y es un riesgo.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación