Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Falta de registro deja sin proyectos a comunidad

Algunas familias ya cancelaron sus parcelas, pero aún no cuentan con los documentos porque no se encuentran inscritas en el Centro Nacional de Registro (CNR)

Falta de registro deja sin proyectos a comunidad

Falta de registro deja sin proyectos a comunidad

Falta de registro deja sin proyectos a comunidad

SANTA ANA. La lotificación El Tempisque, en Salcoatitán, tiene once años de existir, pero sus residentes carecen de escrituras de sus parcelas, calles en buen estado, agua potable domiciliar, sólo unas cuantas familias tienen energía eléctrica en sus casas y la calle principal la atraviesa una quebrada.

Esto último obliga a que los automovilistas tengan que entrar por otros accesos más lejanos, a pesar de que la comunidad está sobre la carretera que de ese municipio lleva hacia Apaneca.

Son 460 lotes los que hay en la comunidad, de los cuales el 70 % (322) está habitado.

El secretario de la Adesco, Juan Francisco Jiménez, explicó que la carestía de los servicios básicos y de escrituras se debe a que la comunidad está ilegal.

Dijo que administraciones pasadas de la lotificadora no realizaron los trámites correspondientes para obtener la legalidad.

Aunque no especificó el nombre, dijo que los actuales administradores de la lotificadora están colaborando para que las personas que ya cancelaron sus terrenos logren obtener las escrituras. Aunque el proceso va lento, ya que fue iniciado hace cuatro años.

Esto no sólo les daría seguridad jurídica de ser propietarios, sino que les ayudará a obtener proyectos.

La coordinadora de la oficina de regularización del Viceministerio de Vivienda y Desarrollo Urbano (VMDU), Johana Sosa, confirmó que el proceso está ingresado en dicha dependencia gubernamental.

Sin embargo, expresó que no pueden dar información porque sería adelantar criterio y hasta que el proceso esté finalizado darán a conocer la situación de la lotificación.

Sólo 128 familias cuentan con energía eléctrica en sus viviendas gracias a que hace año y medio la alcaldía instaló alumbrado público en algunas zonas.

Pero las familias que cuentan con el servicio son las que residen en las cercanías donde se encuentran los cables; el resto debe de ingeniárselas para alumbrarse en horas de la noches.

Las personas tampoco cuentan con agua potable domiciliar, por lo que deben de abastecerse a través de siete cantareras que instaló una organización no gubernamental hace dos años, y cuya administración fue retomada en marzo pasado por la alcaldía luego de que lo hiciera la misma comunidad.

Ellos dejaron de hacerlo por inconformidad de los mismos vecinos por supuestas irregularidades en el manejo del proyecto.

El servicio de agua es proporcionado por horas en cada una de las cantareras, pero hay ocasiones que la presión no es suficiente y hay personas que no logran llenar todos los recipientes.

Algunas optan por caminar cerca de un kilómetro para llegar a otra cantarera que está en el desvío de Salcoatitán hacia Juayúa.

Raúl García es uno de los residentes, y expresó que una de las prioridades, además de la legalización, es la instalación del servicio de agua por la deficiencia que enfrentan.

Aseguró que hay ocasiones que apenas logran un viaje al día, pese a que mensualmente le cancelan a la alcaldía $1.50.

Hace un par de años la comunidad, con ayuda de la alcaldía, gestionó la instalación del servicio domiciliar; sin embargo, no lograron acceder al proyecto con una dependencia gubernamental por la falta de legalidad de la lotificación.

El alcalde de Salcoatitán, José Hernán Cortez, reconoció que la falta de escrituración deja que las comunidades sean beneficiadas con la ejecución de proyectos porque la Corte de Cuentas podría emitir observaciones cuando realicen auditorías.

El edil dijo que el problema inicial fue que la empresa que lotificó el terreno lo hizo sin haber obtenido los debidos permisos.

Las lotificaciones San Francisco y El Porvenir, siempre en Salcoatitán, también están en las mismas condiciones.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación