Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Falta de agua afecta labores en el rastro de Santa Ana

Hay otras dependencias municipales que tampoco cuentan con el servicio desde julio

Personas que venden y compran ganado se quejan de que no hay agua suficiente para que beban sus animales. La comuna afirma que logrará acuerdo con Anda. foto edh

Personas que venden y compran ganado se quejan de que no hay agua suficiente para que beban sus animales. La comuna afirma que logrará acuerdo con Anda. foto...

Personas que venden y compran ganado se quejan de que no hay agua suficiente para que beban sus animales. La comuna afirma que logrará acuerdo con Anda. foto edh

SANTA ANA. Sala de sacrificio sucia, abundancia de moscas, empleados sin asearse tras una jornada de trabajo y ganado sin suficiente agua para beber, son las consecuencias que está atravesando el rastro municipal de Santa Ana, por la falta del servicio de agua potable en sus instalaciones.

Este le fue suspendido por la Administración Nacional de Acueductos y Alcantarillados (Anda), el 29 de julio, ante una deuda de $4 millones de la alcaldía con la autónoma.

También están sin el servicio la alcaldía, el área de mantenimiento, aseo urbano y el estadio municipal.

Ganaderos y personas que se dedican al sacrificio de las reses y cerdos exigieron a la alcaldía que resuelva la situación ante la insalubridad que la falta del agua les está generando.

El encargado de la sala de sacrificio, José Landaverde, expresó que la alcaldía lo está abasteciendo a través de pipas, pero son insuficientes por el uso constante que requieren del agua para mantener aseada el área.

La situación obliga a que no realicen una limpieza efectiva por las tardes, mientras que en las madrugadas deben iniciar la jornada con restos de animales en las instalaciones.

A diario, a excepción del domingo, son sacrificadas entre 28 y 30 reses y un promedio de 15 a 18 cerdos.

Los mismos trabajadores tienen que retirarse hacia sus casas al final de la jornada sin bañarse. Deben de irse con restos de sangre, por la actividad que desempeñan.

En esta situación hay unos 15 empleados municipales, más otra cantidad similar de personas particulares que llegan para realizar el sacrificio de los animales.

Landaverde dijo que tiene ocho años de laborar en el rastro y nunca había experimentado la suspensión del servicio durante tantos días.

"Lo que se está creando son focos de infección, ya está reventando mosca y gusano por la misma insalubridad que hay. Por las tardes, la sala queda sucia porque no alcanza el agua que traen", dijo el empleado municipal.

Los trabajadores también demandaron que les proporcionen equipo para realizar sus asignaciones, entre ellos, cascos, botas y capas.

El ganadero Rafael Martínez denunció que por la falta de agua quedan obstruidas las tuberías con los restos de los animales, pues no logran limpiar correctamente.

Reconoció que podría ocasionar un problema, posteriormente, con el sistema del rastro municipal. Lamentó que el ganado está sin suficiente agua en los corrales.

El ganadero tiene 37 años de hacer uso del rastro.

Desde entonces, sólo recuerda cortes del servicio entre dos y tres días.

El auxiliar del área administrativa del rastro, Luis Lima, negó que haya déficit del recurso. Explicó que son abastecidos a través de pipas, entre cinco y seis diarias, donde cada una lleva 35 barriles.

El agua es llevada a un tanque, luego pasa a una cisterna y por gravedad llega a las tuberías de las instalaciones.

"Ahora que tenemos el servicio cortado nos tenemos que adecuar a la cantidad de agua que tenemos para efectuar el trabajo, pero hago la aclaración, el agua nunca hace falta", aseguró.

El gerente de la alcaldía, Francisco Castillo, prevé que entre el martes y miércoles podría solucionarse el problema, ya que han llegado a un acuerdo con Anda.

La municipalidad deberá de pagar $25,000 en concepto de adelanto por la deuda que mantiene con la autónoma.

Tras el depósito, Anda deberá de restablecer el servicio en los inmuebles municipales.

Castillo explicó que lo adeudado por la municipalidad es de $2 millones, de acuerdo a un proceso de depuración entre ambas entidades.

Además, mensualmente deberán pagar por el servicio una cuota de $22,500.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación