Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Fallas de semáforos causan desorden vial en Sonsonate

Según vecinos, es frecuente que se encuentren fuera de servicio y afecten el paso de automotores

Para quienes entran o salen de Sonsonate, la falta del semáforo es un riesgo constante de accidentes.

Para quienes entran o salen de Sonsonate, la falta del semáforo es un riesgo constante de accidentes. | Foto por Cristian Díaz

Para quienes entran o salen de Sonsonate, la falta del semáforo es un riesgo constante de accidentes.

Los semáforos de dos importantes intersecciones de Sonsonate no funcionan; en uno de los puntos desde hace dos semanas, mientras que en el otro, a partir del lunes anterior. No es la primera ocasión que fallan.

Ambos lugares están a separados por cien metros, aproximadamente.

La situación genera un severo congestionamiento sobre todo en las horas pico.

Los aparatos que se encuentran en la intersección de la avenida Pedro Oidor Ramírez y el pasaje Francisco Chacón, en la cabecera departamental, no cumplen su función desde hace 15 días, expresaron comerciantes de la zona.

Lamentaron que el Viceministerio de Transporte (VMT) no los arregle a pesar de que esta vía es una de las más transitadas, porque sirve de acceso para los automovilistas que llegan desde San Salvador, Santa Ana o que se dirigen hacia Acajutla, o viceversa. A estos se suman los vehículos de la localidad.

Datos del Ministerio de Obras Públicas (MOP) consignan que por esta arteria transitan a diario 17,300 vehículos.

José Luis Mendoza, residente de la zona, expresó que estos aparatos pasaron dos semanas dañados; luego los repararon y funcionaron dos días pero luego se volvieron a dañar. 

Ya llevan otras dos semanas que no prestan la utilidad para la cual fueron instalados.

Peligro
Alejandro Fuentes, un transeúnte, explicó que el principal riesgo es cuando los vehículos que van sobre el pasaje Chacón pretenden incorporarse a la avenida.

Esto porque los conductores de los vehículos que van sobre esta, también conocida como bulevar Las Palmeras, no ceden el paso. Por ellos, los conductores  del pasaje buscan pequeños espacios para lograr continuar su marcha.

“Ya han habido ocasiones que se han escapado de dar (golpear), los vehículos porque los conductores no les gusta ceder el paso cuando van sobre la avenida por considerar que ellos son los que llevan el derecho de vía”, manifestó el sonsonateco.

Los peatones también corren riesgo cuando buscan cruzar la arteria sobre ese punto ante la falta de cortesía.

El otro lugar donde no funcionan los aparatos es en la intersección de la Décima Avenida Norte y Séptima Calle Oriente, siempre de la cabecera departamental. Por esta transitan a diario 5,739 vehículos, de acuerdo al MOP.

Mendoza expresó que estos se dañaron el lunes al mediodía luego de una tormenta que cayó en la zona.

“No le toman importancia las autoridades; hasta que no haya algún accidente grande no le van a tomar importancia”, lamentó.

Teodora Hidalgo expresó que han tenido “sustos buenos” porque ya han habido vehículos que se escapan de subir a la acera por intentar cruzar antes que otros.

Además, señaló que ya dos vehículos colisionaron por la misma causa, aunque ninguno se detuvo. Esto ocurrió el martes. Recordó que no es la primera ocasión que fallan pues la semana pasada también estuvieron apagados.

El Viceministerio de Transporte (VMT) informó este jueves que la unidad de semáforos ya identificó el problema en estos aparatos, por lo que para este mes, sin precisar fecha, tienen contemplado cambiar el cerebro del controlador electrónico de los aparatos en Sonsonate.

Mientras tanto les dan mantenimiento continúo. Con el cambio del cerebro esperan que los semáforos funcionen adecuadamente.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación