Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Ahuachapán

Facilitan trámites para cruzar Las Chinamas

Se han habilitado varias casetas para atención de los ciudadanos. Luego se hará en El Amatillo

Trámite migratorio

Los trámites en la frontera El Jobo (Las Chinamas) se pueden hacer sin bajar del vehículo. | Foto por elsalv

 Los tiempos de atención en la frontera El Jobo, cantón Las Chinamas, en Ahuachapán, se han reducido con la implementación del denominado autoservicio.

Este consiste en que las personas que van de El Salvador hacia Guatemala ya no tienen que bajarse de sus vehículos para realizar los trámites migratorios.

La Dirección de Migración y Extranjería (DGME) construyó seis casetas en el recinto. Una está destinada para la Policía y en las temporadas bajas sólo son habilitadas tres para el autoservicio.

En ellas atienden de 5:00 de la mañana a 9:00 de la noche aunque la frontera está abierta las 24 horas.

Éstas comenzaron a ser utilizados en mayo de 2014, tras hace runa inversión en su construcción y equipamiento de $90 mil.

La entidad señaló que es la única frontera del país que cuenta con dicho servicio debido a que su infraestructura contaba con espacio para la edificación de estas y la posterior implementación de este beneficio.

Esto es contrario a la frontera de San Cristóbal, en Santa Ana, donde el espacio es reducido incluso para la circulación de los vehículos que van con turistas y furgones que entran y salen del país con mercadería.

El área de comunicaciones señaló que la otra frontera donde prevén implementar este método es en El Amatillo, en La Unión. Sin embargo, está en espera porque, aparentemente, el lugar será remodelado a través del Fomilenio II.

Dos minutos
En el caso de Ahuachapán, las personas ya no tienen que hacer largas filas para realizar sus trámites.

Anteriormente debían esperar hasta hora y media para finalizarlos; mientras que actualmente  oscila entre uno o dos minutos, dependiendo de la cantidad de personas que viajan en el vehículo.
Alejandro Granados, señala que existe una reducción en el tiempo de atención por parte del personal migratorio y destacó que con la medida se aumenta la seguridad.

Esto porque ya no deben de bajarse de sus vehículos y; además, porque es en las mismas casetas identifican si alguna persona no puede salir del país por tener cuentas pendientes con la justicia.

Uno de los jefes de grupo por parte de la DGME, Hugo Alvarado, también expresó que otra de las formas de reducir los tiempos de atención de los usuarios son los prechequeos, que son utilizados principalmente por las empresas de buses que viajan entre El Salvador y Guatemala.

Aunque este servicio sí es utilizado en el resto de las fronteras salvadoreñas, en Las Chinamas es de mucha utilidad porque por ella pasan principalmente turistas.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación