Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Extorsiones obligan a cerrar decenas de negocios en Oriente

En esta semana una ruta de autobuses de Usulután paró labores por la misma razón

Los empresarios dijeron que la situación de inseguridad está llevado a la economía a estancarse. Foto edh / Lucinda Quintanilla

Los empresarios dijeron que la situación de inseguridad está llevado a la economía a estancarse. Foto edh / Lucinda Quintanilla

Los empresarios dijeron que la situación de inseguridad está llevado a la economía a estancarse. Foto edh / Lucinda Quintanilla

ORIENTE. Numerosos empresarios de la zona oriental, aseguran que viven agobiados por los niveles de violencia que viven.

La extorsión es uno de los males que más los aqueja y muestra de ello es que en la presente semana empresarios del transporte en Usulután decretaron un paro indefinido por el acoso de las pandillas. La ruta en paro es la 14, que de ciudad El Triunfo viaja a Santiago de María.

El presidente del grupo empresarial de la Cámara de Comercio en la cabecera usuluteca, Erick Zelaya, manifestó que "el incremento de la violencia está generando cierres de muchos negocios en toda la ciudad. Si usted va al centro verá no menos de 20 locales que se alquilan".

Es general

Incluso, las tiendas en las colonias y cantones están cerrando por el acoso de los pandilleros y, además, los camiones ruteros dejan de ingresar a estas zonas por el mismo problema, agregó Zelaya.

Explicó que la situación se ha vuelto insostenible, y lo que genera es desempleo y estancamiento en la economía.

"Quién va a venir a invertir si se conoce que este departamento tiene altos niveles de violencia, con tantos muertos y además las extorsiones", se preguntó Zelaya.

Howard Gutiérrez, presidente de la Cámara de Comercio filial San Miguel, aseguró que los más afectados con el chantaje son la micro y la mediana empresa, ya que son blancos perfectos de los delincuentes.

"Por lo menos se han cerrado cinco negocios de socios de la Cámara de Comercio; pero hay otro número de empresarios que no están asociados con nosotros y que también cierran por la desesperante situación delincuencial que se vive", aseguró.

Mencionó que la situación de inseguridad que viven los empresarios en San Miguel es igual a la del año pasado y es un problema generalizado en toda la región, donde el cierre de negocios es similar al que tienen San Miguel.

El pago de peaje por entrar con carros ruteros a colonias lo siguen cancelando para resguardar a sus empleados, aunque muchos empresarios han optado por no llegar a algunas zonas que son demasiado complicadas.

Gutiérrez explicó que ellos ya han identificado las zonas donde para ingresar a vender deben pagar y que las autoridades lo saben, pero la falta de recurso no les permite afrontar este problema.

"A pueblos como San Carlos, en Morazán, los camiones con productos no entran si no pagan una cantidad; en San Miguel tenemos colonias como la Ciudad Pacifica, La Pradera, Chilanguera, cantones como El Platanar en Moncagua, son zonas muy complicadas", señaló el empresario.

Santiago Meléndez, empresario usuluteco, dijo que "la situación de violencia se escapado de las manos del Gobierno, la situación económica va cada día de mal en peor, no hay crecimiento" aseguró.

Los empresarios coinciden en que el gobierno debe inyectar recursos a las instituciones de seguridad para afrontar la violencia, aunque el gobierno asegura que trabajan en eso.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación