Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Experto japonés dice que deslaves en el volcán son un ciclo natural

Experto de JICA avaló obras de mitigación que Protección Civil y el MOP han realizado

Autoridades del Ministerio de Obras Públicas y expertos de la Agencia de Cooperación del Japón (JICA) realizaron una inspección de campo en el volcán Chaparrastique.fotos edh / carlos segovia

Autoridades del Ministerio de Obras Públicas y expertos de la Agencia de Cooperación del Japón (JICA) realizaron una inspección de campo en el volcán Chaparrastique.fotos edh / carlos...

Autoridades del Ministerio de Obras Públicas y expertos de la Agencia de Cooperación del Japón (JICA) realizaron una inspección de campo en el volcán Chaparrastique.fotos edh / carlos segovia

SAN MIGUEL. Ni la deforestación, ni los incendios registrados a inicios de año en la parte alta del volcán Chaparrastique, son las causas por las que se han registrado los deslaves que ponen en riesgo a miles de habitantes de las faldas del coloso migueleño.

Más bien, eso es parte del ciclo natural del volcán, según lo determinó el experto japonés Hiroshi Fukuoka, quien ayer, junto a autoridades del Ministerio de Obras Públicas inspeccionó el lugar.

El experto verificó las grietas que se han formado en el Chaparrastique, mismas por las que desde el cono volcánico bajan enormes corrientes de piedra y lodo.

Tales correntadas han puesto en peligro a no menos de dos mil habitantes en varias comunidades de San Miguel y Chinameca.

Fukuoka sacó tres conclusiones de su visita. Primero confirmó que la fuente de los deslaves se origina en la parte alta del Chaparrastique, aunque descartó que sea por la deforestación en esa zona.

El argumento es que en la parte del cono volcánico no existe vegetación alguna y que varias de las grietas son los desagües naturales del volcán.

"No hay relación directa entre las quemas y los deslizamientos de material volcánico porque aunque hubiese mucha vegetación, si el deslizamiento es grande, igual acaba con la vegetación", dijo el experto de la Agencia de Cooperación del Japón.

Agregó que es usual que en todos los volcanes se registren deslizamientos por el tipo de suelo.

"Se dan por eventos como lluvias, terremotos, eventos naturales", dijo Fukuoka.

Una segunda conclusión fue que es necesario tener un sistema en el que se recolecte de forma constante la información de los residentes en la zona.

Esa información tendrá que ver con horas de deslaves, tiempo de duración y desplazamiento, además de la zona de incidencia.

Dice que ello contribuiría a una alerta temprana.

La conclusión final es la realización de obras permanentes, aunque avaló los reservorios que el Ministerio de Obras Públicas en coordinación con Protección Civil han construido.

Tales reservorios son seis lagunas artificiales en las que se capta todo el agua, lodo y piedra que bajan del cono cada vez que llueve fuerte.

Las obras realizadas por el gobierno también fueron apoyadas por el gobierno de Japón.

Mikihiro Mori, líder experto del proyecto, aseguró que se ha dado un buen uso a la donación que como gobierno de Japón realizaron, pues con esa ayuda se compraron máquinas para la construcción de los reservorios.

Agregó que aunque las obras de mitigación realizadas son buenas, no son suficientes para enfrentar el problema de los deslaves.

Por su parte, Roberto Góchez, Viceministro de Obras Públicas, aseguró que el experto ha visitado tres veces el país para hacer verificaciones similares a la del Chaparrastique.

"Nos sorprendió con concluir cual es el origen, que no es lo que pensábamos", dijo.

Fukuoka dijo que tomaron muestras de suelo para hacer análisis y posteriormente dar sus conclusiones y propuestas para mitigar el problema en el Chaparrastique.

Pese al apoyo, los habitantes de los cantones y caseríos considerados de riesgo por estar en el paso de las corrientes de lodo, aseguran que siguen durmiendo con temor.

Gladis Girón habita en cantón El Carreto. Asegura que cada vez que llueve escucha ruidos, la tierra vibra y se siente fuerte olor a azufre.

"No podemos dormir, estamos preocupados por la situación y esperamos que nos apoyen y nos den soluciones", dijo.

Temen que debido a que los reservorios que se construyeron se llenaron con las lluvias de esta semana, su capacidad sea rebasada y se generen correntadas que dañen sus viviendas. Para el próximo lunes, las autoridades del MOP realizaran limpieza en los reservorios.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación