Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Exigen red de aguas negras en Ahuachapán

b Lamentan la poca atención de Anda al problema

Las aguas negras llegan hasta el río El Molino, de la localidad. Foto edh / cristian díaz

Las aguas negras llegan hasta el río El Molino, de la localidad. Foto edh / cristian díaz

Las aguas negras llegan hasta el río El Molino, de la localidad. Foto edh / cristian díaz

AHUACHAPÁN. Los residentes de la calle Los Regadíos, en la colonia La Gloria, Ahuachapán, deben de soportar a diario los malos olores que generan las aguas negras que corren frente a sus casas, debido a que estas lo hacen al aire libre.

Son cerca de 150 metros los que recorre de esa forma ante la falta de tuberías en la zona.

Los vecinos relataron que el problema no es nuevo, pues lo enfrentan desde hace cuarenta años.

Sin embargo, nunca han tenido una respuesta de la Administración Nacional de Acueductos y Alcantarillados (Anda) a quien le han solicitado en reiteradas oportunidades que ejecute un proyecto para instalar tuberías en el lugar.

Hay quienes señalan que el problema podría resolverse si la dependencia gubernamental coloca losetas para sellar el sitio, ya que actualmente las aguas negras corren en un cordón cuneta que tiene cerca de medio metro de profundidad, aproximadamente.

Con ello, creen, evitarían los malos olores que se generan en el lugar y que obligan a las familias a mantener cerradas sus puertas, sobre todo al mediodía, para no percibir la pestilencia en el sitio.

Una de las residentes, Catalina Durán, expresó que los malos olores empeoran cuando las aguas negras quedan retenidas por la acumulación de desechos sólidos que lanzan en el sitio los mismos vecinos.

"Somos más de diez familias las que vivimos enfrente del problema y que estamos más afectadas. Lo que pido es que arreglen, que (las aguas negras) las echen por tubería", expresó la fémina.

Las aguas servidas tras correr al aire libre se introducen en una tubería para circular otros 200 metros, aproximadamente, hasta llegar a una quebrada.

Esta va a dar al río El Molino.

Algunas personas creen que la tubería por donde circulaban las aguas negras, que ahora lo hace al aire libre, se dañó y que nunca fue reparada.

Esto porque les parece ilógico que sólo en una franja de la calle no hayan instalado tubería. Otras expresaron que nunca existió tubería en ese tramo.

El caudal de estas ha aumentado en los últimos años, aparentemente, por el crecimiento poblacional de la zona. "A mediodía echa un mal olor tremendo", expresó Estebana Cerna, quien transita a diario por esa arteria.

Catalina Durán, otra afectada, aseguró que el mayor problema lo viven a la hora de comer.

Además, asegura que amigos y familiares evitan visitarlos por el mal olor que se siente en la zona.

Anda, a través del departamento de Comunicaciones, informó, sin especificar fecha, que ejecutarán el proyecto de "servicio de alcantarillado sanitario."

Pero que para su inicio están a la espera de que la alcaldía de Ahuachapán les dé el aval para romper la calle para la introducción de tuberías.

En el departamento de catastro de la alcaldía informaron que en dicha dependencia no hay ninguna solicitud.

A eso se suma que la arteria es de tierra, por lo que no requieren de una autorización como cuando las vías están pavimentadas, pues lo que buscan es que no queden dañadas.

Muchos vecinos creen que todo son pretextos.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación