Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Exigen que les dejen vender en aceras de Santa Ana

b Fueron desalojados de la vía a inicio del mes pasado

Los vendedores prevén realizar marchas a la alcaldía si no obtienen el permiso. foto edh / C. DÍAZEn los carteles exigían al alcalde, Alfredo Peñate, que los dejen trabajar en la acera. Varios sindicatos apoyaron la medida.

Los vendedores prevén realizar marchas a la alcaldía si no obtienen el permiso. foto edh / C. DÍAZEn los carteles exigían al alcalde, Alfredo Peñate, que los dejen...

Los vendedores prevén realizar marchas a la alcaldía si no obtienen el permiso. foto edh / C. DÍAZEn los carteles exigían al alcalde, Alfredo Peñate, que los dejen trabajar en la acera. Varios sindicatos apoyaron la medida.

SANTA ANA. Un grupo de 40 vendedores informales protestó sobre la avenida Independencia Sur, a la entrada de la ciudad, para exigir a la alcaldía que les otorgue permiso a seis de sus compañeros para que se instalen abajo de las gradas de una pasarela.

El 8 de septiembre, estos últimos fueron desalojados por miembros del Cuerpo de Agentes Municipales (CAM), quienes también les decomisaron la mercadería, entre cinturones, sandalias, comida, discos de música y películas, indicaron.

Desde entonces han llegado a instalarse esporádicamente, pues la alcaldía mantiene vigilancia en el lugar.

Uno de los desalojados, Óscar Renderos, expresó que en la acera tienen tres años de estar vendiendo.

Incluso, hasta diciembre de 2012 le cancelaron impuestos a la alcaldía en concepto de permiso temporal.

Luego de esa fecha ya no cancelaron por disposición municipal; pero en julio de 2013 llegaron a un nuevo acuerdo con la comuna para permanecer en el sitio.

El desalojo se realizó sin que las autoridades municipales les hayan hecho alguna notificación para que no se instalaran abajo de las gradas ponientes de la pasarela.

La protesta fue pacífica; sin embargo, llegaron unos diez miembros de la Policía para brindar seguridad a petición de los mismos vendedores.

La presencia del CAM también fue reforzada y se hicieron presentes representantes de la Procuraduría para la Defensa de los Derechos Humanos (PDDH).

El tráfico sobre la calle secundaria que conduce hacia un centro comercial del lugar fue desviado por la Policía para evitar algún accidente.

Los inconformes colocaron carteles donde le pedían al alcalde, Alfredo Peñate, que los dejara ejercer su trabajo "sin atropellos".

Los vendedores se reunieron con el gerente general de la alcaldía, Francisco Castillo, para negociar la permanencia.

El funcionario se comprometió a reunirse con el edil para darles una respuesta.

A las 5:00 de la tarde, los comerciantes no habían recibido notificación alguna.

El jefe edilicio tampoco dio declaraciones, pese a que se buscó a través del área de Comunicaciones.

El secretario del Sindicato Independiente de Vendedores, Trabajadores y Arrendatarios del Mercado de Santa Ana (Sitravansa), Carlos Menjívar, lamentó, previo al encuentro con el gerente, que la municipalidad no haya querido negociar con los vendedores pese a que, en junio pasado, le pidieron instalar una mesa de diálogo.

Las personas aseguraron que si no se les permiten instalarse en el lugar, harán marchas como medida de presión para que la alcaldía les otorgue los permisos.

Esto bajo el argumento que no afectan el paso peatonal.

Los seis informales afectados con los desalojos no son los únicos que se instalan en la zona.

Menjívar aseguró que son cuarenta negocios, de los cuales diez, que están al costado poniente de la pasarela, cuentan con estructuras permanentes.

Otros 24 negocios, que están a unos veinte metros de los primeros pero del lado oriente de la pasarela, sólo cuentan con estructuras de lámina, plástico y madera.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación