Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Exigen a Fovial que les repare calle

Usuarios de la vía aseguran que pagan el impuesto a Fovial en compra de combustible

La imagen corresponde a uno de los tramos que presenta mayor deterioro en la vía que de Anamorós conduce a Nueva Esparta. foto edh / insy mendoza

La imagen corresponde a uno de los tramos que presenta mayor deterioro en la vía que de Anamorós conduce a Nueva Esparta. foto edh / insy mendoza

La imagen corresponde a uno de los tramos que presenta mayor deterioro en la vía que de Anamorós conduce a Nueva Esparta. foto edh / insy mendoza

LA UNIÓN. Enormes baches y tramos donde ya se perdió el asfalto y que con el paso de vehículos se deterioran aun más; son las características de la carretera que une a los municipios de Anamorós y Nueva Esparta, ubicados en la zona norte del departamento de La Unión.

Lo peor, según los cientos de usuarios de esa calle, es que ellos pagan el impuesto de 10 centavos de dólar por galón de combustible que compran y que están destinados al Fondo de Conservación Vial (Fovial).

La vía presenta a diario mucho tránsito, tanto de vehículos particulares como de repartidores de productos comerciales y de transporte de pasajeros.

Los usuarios aseguran que el uso es enorme y el deterioro es tal, que se han registrado accidentes viales por evadir los hoyos en las partes más dañadas de la vía.

Exigen a las autoridades de gobierno que así como fueron capaces de gravar los 10 centavos al combustible para alimentar el Fondo, que es para el mantenimiento de las vías del país, cumplan con mejorar la calle de acceso a los referidos municipios.

Pablo Canales, automovilista, señaló que transita esa vía y que cuando estaba en buenas condiciones, se tardaba 10 minutos para llegar desde Anamorós a Nueva Esparta.

"Hoy nos tardamos 25 minutos porque tenemos que ir despacio y esquivando los hoyos de la calle, a veces hay conductores que han chocado con otros carros, por evitar los baches", aseguró.

El conductor señaló que ya es costumbre que el gobierno central abandone el mantenimiento de las carreteras de la zona norte del departamento.

"Nosotros también pagamos el impuesto en el combustible, es una gran cantidad de carros que hay en estos municipios y tenemos derecho a que nuestras carreteras las estén reparando constantemente", reclamó.

Manrrique Villatoro, alcalde de Nueva Esparta, corroboró que el mantenimiento de la carretera le corresponde al Fondo de Conservación Vial.

El edil mencionó que el estado de la calle hacia su municipio es crítico .

"El año pasado hicieron algunas reparaciones, fue poco lo que trabajaron, pero el resto de la carretera sigue dañada; quedaron pendientes con el resto y aún seguimos esperando", expresó el alcalde.

La calle tiene un tramo de aproximadamente 400 metros, que están antes de llegar al pueblo, en donde la alcaldía colocó balastro para evitar que se volviera intransitable.

"Sabemos que no podemos invertir en esa calle como alcaldía, pero nos vimos en la necesidad, al menos de usar los camiones y maquinaria, para tirarle material a uno de los tramos que estaban dañados", comentó el edil.

"Fue a petición de los mismos pobladores y personas que viven en el exterior y vinieron de paseo el fin de año", añadió.

Por su parte, en la unidad de comunicaciones del Fovial detallaron que realizan, dentro de su programa de mantenimiento rutinario, la reparación de dos y medio kilómetros de la ruta Anamorós - Nueva Esparta.

Miembros de esa unidad explicaron que las obras realizadas han sido la colocación de base y de carpeta asfáltica , por un monto superior a los 623 mil dólares.

Sostuvieron que otras rutas a las que darán mantenimiento son El Sauce-Concepción de Oriente, que está contemplada para una segunda etapa.

Actualmente están en proceso de planificación, dijeron. Pero el deterioro de las vías no es exclusivo de Nueva Esparta, pues la carretera que conecta Sociedad y Corinto en Morazán, también presenta daños.

Los usuarios también reclaman a Fovial que los ha dejado en el olvido, pese a que todos los que compran combustibles y pagan el impuesto.

Los automovilistas de oriente recordaron el deplorable estado de la carretera San Miguel- La Unión, la cual no puede ser intervenida por Obras Públicas porque se encuentra en litigio.

Obras Públicas aseguró que están a la espera, ya que el juzgado en que se ejecuta el proceso legal para hacer cumplir la garantía de la obra, aún no llega a su desenlace y mientras eso no suceda, no pueden intervenir la calle, pese a que ya es intransitable.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación