Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Estudios de Secultura atrasan edificación mercado Libertad

La institución aún no ha dado los permisos para que la alcaldía de San Salvador inicie la obra

La municipalidad está a la espera de los permisos para iniciar la construcción del mercado Libertad. Foto edh / archivo

La municipalidad está a la espera de los permisos para iniciar la construcción del mercado Libertad. Foto edh / archivo

La municipalidad está a la espera de los permisos para iniciar la construcción del mercado Libertad. Foto edh / archivo

La construcción de la plaza comercial Libertad por parte de la alcaldía de San Salvador lleva un retraso de dos años debido a que al Secretaría de Cultura (Secultura) aún no le ha dado el aval por los trabajos de excavación arqueológica que se realizan en la zona.

Incluso la alcaldesa, Gloria de Oñate, expresó que el atraso del proyecto obedece "a razones políticas" por parte de la Secretaría de Cultura.

La edil agregó que están esperando "los famosos permisos" de Secultura, que les prolongó el aval para iniciar las obras "por un afán estrictamente político partidario".

Para conseguir los permisos, la alcaldesa dijo que pedirá una audiencia con la secretaria de Cultura, Ana Magdalena Granadino.

"Son lamentables las posturas que ellos (Secultura) han asumido", enfatizó de Oñate.

Sin embargo, el director de Patrimonio Cultural, Gustavo Milán, aseguró que los estudios que se están realizando en la zona donde se construirá la plaza comercial Libertad son necesarios por los vestigios que se han encontrado en el lugar.

Milán indicó que en las excavaciones que se han realizado se descubrieron vestigios de lo que en el pasado fue el palacio municipal y el antiguo cabildo.

Esos descubrimientos se dieron a través de un sondeo de investigación.

Ahora lo que están por hacer es una segunda fase de investigación, detalló el director de Patrimonio Cultural.

"Acabamos de recibir el informe preliminar, estamos a la espera de recibir el informe final del arqueólogo que hizo el estudio", explicó Milán.

Con ese estudio se determinará el tiempo que durará la segunda fase de investigación y de ahí es que se darán los permisos a la alcaldía para que inicie con los trabajos de construcción del mercado.

Pero para el gerente de desarrollo urbano de la alcaldía de San Salvador, Gregorio Cordero, Secultura está dilatando el tiempo para otorgarles los permisos porque los que se ha encontrado hasta hoy con las excavaciones no es motivo para no darles de inmediato los permisos.

"Estamos a la espera de la resolución final", dijo Cordero, sin encontrar motivos suficientes para que no les den la autorización para intervenir en el lugar.

Parte de lo que se ha encontrado son cimientos de piedra y algún tipo de concreto quemado que podría ser del inicio de 1900, explicó.

"Nada más eso se ha encontrado; tampoco se ha encontrado otro tipo de elementos arqueológicos", aseguró Cordero.

Para el ejecutivo de la comuna, lo que se ha encontrado hasta el momento "no es motivo para detener una construcción", y basta con hacer unas "ventanas arqueológicas" para proteger lo que se ha descubierto, dijo.

Según Cordero, todos los trámites que se han hecho han tardado dos años, y hasta el momento no han logrado conseguir el permiso.

Pero Milán volvió a replicar que lo encontrado hasta hoy les ha dicho que "ahí hubo algo muy interesante" del pasado de la alcaldía y del cabildo.

Atraso en proyectos

Mientras la comuna no consiga el permiso para iniciar la construcción del nuevo mercado se continuarán atrasando en el plan de ordenamiento de San Salvador, dijo la alcaldesa.

El mercado Libertad vendrá a oxigenar el centro histórico de San Salvador, ya que numerosos vendedores informales que se encuentran en la Calle Arce pasarían a ese inmueble.

La nueva plaza tendrá un costo superior a los tres millones de dólares, y también podría albergar a decenas de vendedores que están en la Calle Rubén Darío.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación